domingo, 14 de julio de 2013

Un cuento barroco (V)

Así pues nadie vio salir la diligencia, nadie, además del ama, conocía la identidad del caballero, nadie pudo decir si este subió o no al coche, nadie registró el rostro, quizá embozado, de la guardia, -acaso nunca la hubo o se deshizo a la vuelta de la primera plaza-, nada tampoco sabemos del cochero ni hay ningún asiento de entrada o de salida en las puertas de la muralla el día treinta de enero. A todos parece habérselos tragado la tierra. 

Solo el testimonio de Juan, el mulato, podría aportar algo de luz en este punto, pero su cuerpo había aparecido al día siguiente de la marcha de las niñas cosido a puñaladas sobre un  pantalán del puerto.

El quince de febrero se abrió nuevamente el Camino Real al tráfico rodado. El día diecisiete, ya recuperado el servicio de postas, Mounsier Guichot, acompañado de una amplia comitiva de criados y baúles, llamaba a primera hora a la puerta del Palacio de Medinaceli. Bajó inmediatamente el ama a recibir a las niñas, pero en el patio se cruzó solo con el barón quien, jubiloso ante la expectativa del feliz reencuentro, gritaba con cariño los nombres de sus hijas extrañado de que no hubieran salido ya a su recibimiento.

La cólera del barón y los chillidos del ama fueron la primera detonación de los violentos disturbios que os son conocidos. En apenas un día se organizó una partida más de cincuenta voluntarios armados. Al amanecer del día veinte los perros aullaron con ardor en el desvío que conduce a la Cañada del Obispo.

Renuncio a describir a su Excelencia la escena que hubieron de contemplar los ojos del barón, aneja a esta crónica van copiados dos cantares de ciego y los pliegos que ya circulan por todas las ciudades de Castilla. Las dos últimas semanas se había levantado ya el calor de Andalucía y esto había acelerado la descomposición de los cuerpos de las tres niñas. Es improbable pensar que no hubieran sufrido, y mucho.

Aquello era obra de bestias o dementes, la antesala del infierno.

Carmona

¿Continuará...?

No hay comentarios:

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */