jueves, 19 de abril de 2018

Sombras de la feria

La feria es toda luz, pero tiene dos horas quietas de sombra. Puede ser la primera a esa hora imprecisa del café de puchero y desciende del más remoto corazón de la infancia, cuando –bajo las lonas rayadas verdes o rojas- se trasluce una luz tamizada y eres el niño que indaga en la trastienda de la caseta, como lo hubieras hecho en un saloon del far west mientras cesa el can-can y los forajidos dormitan. Puedes bucear dentro de esta luz como de acuario, como de claustro materno, es indeterminado el tiempo y esta sombra luminosa sería, acaso, la de las últimas eternidades.
La otra hora de sombra, es la sombra apasionada por lejanamente decirlo con las finas palabras sabias de Romero Murube. El sol se hunde en la loma del Aljarafe y en su éxtasis final se cierne sobre la feria y, aunque nadie se da cuenta, al tiempo que los lentos carruajes y los homéricos caballos se marchan conducidos por Faetón, la gente se acelera. Todo el mundo va más rápido, si nos detenemos un punto, veremos cómo discurre la gente como un río por el poblado fundado en esta pradera transitoria. No nos extrañaría saludar a Confucio entre las multitudes, pues este festival de las flores lo han pintado antes en las sedas de china caligrafistas milenarios del Asia y ahora reverbera en los abanicos.
Y en el desfiladero tenebrista de la sombra y de la luz, antes de hundirse en las claridades de la noche ebria, hay una explosión última de pétalos, una constelación de farolillos orientales que enciende su fanal bajo el morado atardecer que no quiere ser del todo oscuridad.
Todo está en orden, en la caseta grande del ayuntamiento arden las antorchas de los altos tiestos de clavellinas, si la portada es el arco zen o babilónico de esta prometida tierra imaginaria, de esta babilonia de las vanidades, la gran caseta pulcra es el tabernáculo en el que los israelitas guardaban el arca poderosa, la prohibidad ciudad del emperador amarillo.
Llega la noche.
La muerte lleva traje de gitana y reparte claveles y lunares.
La imagen puede contener: noche, cielo y exterior
JMJ-abril 2018

No hay comentarios:

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */