martes, 20 de octubre de 2009

Otra vuelta de rana

Y más. Tras el affaire de la almeja, el haiku acotado, otra vuelta de tuerca. Si el haiku es por definición elíptico y sintético y –al tiempo- la expresión mínima de poesía, ¿por qué no puede ser la minima unidad para el guión de una poética película oriental? Ha nacido un nuevo género: el haiku-guión para cuyo rodaje se requiere el talento de un Kubrik, capaz de condensar en dos planos la historia del tiempo. Fiel a su condición anfibia, híbrida de géneros, el film tiene por protagonista otra vez a nuestro nunca lo suficientemente bien ponderado batracio:

Un viejo estanque
salta una rana ¡zas!


Acotación:[primer plano del cuerpo flexionado y, luego, extendido de la rana que gira sobre si misma y a cámara lenta como un gimnasta olímpico, en la secuencia se insertan imágenes de galaxias, nebulosas, quásares, estrellas fugaces y estelas de cometas, se alternan con erupciones de volcanes, ríos de lava, nubes de azufre, huellas de dinosaurios, cuerpos de reptiles desplomados, cielos sucesivos, días y noches, hojas que caen, árboles que mutan, especies animales que sucumben y, finalmente, plano del anfibio que se hunde en una charca cenagosa, en este momento la cámara hace un fundido en negro, un travelling-zoom nos traslada a la vitrina de un museo de historia natural donde pasan los niños junto a los huesos de los grandes saurios, allí, sobre un trozo de pizarra, brilla la huella de un mínimo esqueleto] fin de la acotación.

fosilizada.

6 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Acabas de crear un nuevo género, el filmhaiku o el peliculhaiku. Lo de los cuásares me ha dejado fascinado. Ah, por cierto, qué buenos versos tienen tus sonetos, con rimas nuevas y atrevidas. Felicidades.

José Miguel Ridao dijo...

Buenísimo. Como dice Cotta se trata de un género nuevo, filmhaiku o cinemaiku. En este caso concreto, donde aparacen dinosaurios, yo diría que es un Juraiku, por su autor y por el jurásico donde tiene lugar la acción. Sigamos dando vueltas a la tuerca, amigo, que los japoneses van a venir aquí a tomar lecciones...

Olga B. dijo...

De haikus no opino, que luego me miran raro mis amigos, y yo lo hago sin mala intención;-) pero sobre la acotación como género literario tengo mucho que decir. Eran lo que más me gustaba en el teatro de Valle Inclán (ya verás como también me miran raro por esto...) y tú la has retomado, no sin cierta ironía (creo), para acompañar al haiku nuevo con lujo cinematográfico: la película, y la literatura, están en él.
Me encanta la acotación. De la rana es que me canso...

planseldon dijo...

Menudo cachondeo te traes con los jaikus :P

Pero ya se sabe, donde menos se espera salta la rana xD

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Chapó colega, es un acierto, el "aluminiohaiku" es total.

Un abrazo.

José María JURADO dijo...

Croacias a todos.
Hop Frog. Croac.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */