martes, 9 de abril de 2024

Eclipse y poesía


(De Dickinson a Bécquer)

En 1894 Mabel Loomis Todd, escritora y primera editora de Emily Dickinson, de cuyo hermano fue amante, publicaba en Cambridge (USA) una monografía titulada "Eclipses totales de sol" profusamente ilustrada.
Como esposa del astrónomo David Peck Todd tenía acceso a abundante documentación que ordenó y preparó de forma inusitadamente moderna, incluyendo citas de la propia Emily: "eclipses suns imply".
Entre las imágenes que incluye el volumen (se puede consultar aquí, https://archive.org/details/in.ernet.dli.2015.213026) figuran algunas impresiones fotográficas del eclipse de 22 de diciembre de 1870.
El eclipse de Bécquer, cuando en Sevilla se hizo de noche la mañana en la que murió.
Pero para mi sorpresa fijaos cómo se llamaba uno de los astrónomos que registró con su primitiva cámara el evento, véase el registro, en el que figura también una misteriosa dama de Cádiz.
¡¡¡Es Becker!!!
Pero nada más -por ahora- he podido averiguar de este astrónomo beckeriano.




lunes, 8 de abril de 2024

Comprar libros es leer


Comprar más libros de los que uno podrá nunca leer es un ejercicio de ficción equivalente a la lectura.

Nadie compra para no leer.
De la misma forma que mediante la lectura somos otros y habitamos otros mundos y vivimos experiencias más fuertes aún que las proporciona lo que se entiende en general por vida, en el acto de comprar un libro que no podremos nunca leer vivimos la ficción de ser quien seremos cuando pudiéramos leerlo, con la misma emoción, intensidad e ilusión, si no más.
Y ver este libro en la biblioteca de uno, acariciarlo, hojearlo acaso, proporcionará una y otra vez la misma felicidad de ese yo virtual, mejorado por una lectura aplazada.
Los libros están ahí para decirnos que aunque no podemos recorrer a la vez los siete mares, hay un buque amarrado en cada dique o anaquel, aguardando la partida.
Y ya solo es cuestión de que la vida, la cotidiana y poco beatífica, amaine y nos deje zarpar, rumbo a la única vida que se deja vivir en plenitud.

Pues nuestra vidas son los libros, que van a dar al mar, que es el leer.



viernes, 5 de abril de 2024

Callejón de los ciegos

Con Julia Bellido, nuestra lazarillo en Jerez, septiembre 2022.

Entramos por la sombra hacia la luz
y de la luz al tiempo por los siglos,
oro y ámbar trenzado transustancian
la claridad henchida de la fruta.

Bajo el prisma del sol, sobre la fronda,
el perfume del vino se deslíe,
moscatel y melaza, veladura
de flor y bronce antiguo en los aljibes.

La calleja es ahora un galeón
que zozobra en el haz de la mañana
donde rompe la espuma incandescente
y rasga, puntillista, su velamen.

Del fulgor tamizado de la tierra
volvemos de la luz hacia la sombra,
a la penumbra fría del reloj, 
con los ojos radiantes pero ciegos.

Ciegos de luz.


Callejón de los ciegos, Jerez, septiembre 2022


Concordia de magnolios


Nunca más veremos estas imágenes en la Plaza de la Concordia

Quizá mis hijas, yo no.
Siete espléndidos magnolios, siete, han sido cortados al secarse por no haber sido regados en cumplimiento del edicto arboricida de la anterior corporación.
Es razonable que se priorice el consumo humano, pero no que la contratación ad hoc para regar estas especies con agua no apta para el consumo quedara sin adjudicación sine die por la resolución de un recurso.
Siete magnolios que daban sombra y perfumaban y hacían preciosa la plaza.
¿Todo el esfuerzo en recuperar el magnolio de la catedral y nada aquí?
Y sobre todo, ¿dónde están los contestarios del ficus de Triana?
¿Protestaron porque la orden para cortarlo -se habían desplomado ramas sobre los transeúntes- la había solicitado un cura?
¿Nadie pudo alertar de lo que estaban sufriendo estos arboles?
¿Los que se encaramaban al cicus no pudieron desobedecer el bando aunque fuera orinando?
Con ir a mearse en la política antiarbórea del anterior ayuntamiento los hubiéramos salvado, no había ni que encaramarse, bastaba con, de vez en vez, llevar algún agua mineral.
El panorama es desolador, siete tocones, siete mutilaciones.
Pero el ficus de Triana
Viva el Agit-POP.
















viernes, 29 de marzo de 2024

Homenaje Isobárico a Antonio Burgos


¿Estáis puestas, isobaras del Mar del Norte, borrascas del Cabo de San Vicente, calimas del Magreb que dejáis sobre las túnicas de los nazarenos la arena del Sahara?

¿Estáis puestas, ola polar de Siberia, chubasco del mediodía, cuatro gotas de las cinco en punto de la tarde o nube negra de las doce del mediodía que os rompéis sobre los atrios a la hora en que se reúnen los cabildos?
¿Estáis puestas, gabardinas del lunes santo, paraguas del domingo de ramos, chubasqueros de la carrera oficial cuando las sillas de quidiello empapan los ropajes de quienes contra viento y marea asisten a los palcos?
¿Estáis puestas, predicciones de las cabañuelas, partes de la AEMET, consultas a los radares, páginas de accuweather, quinario de Antonio Delgado, llamadas a Marvizón y a Maldonado la tarde en Soledad del Sábado Santo?
¿Estáis puestas, botas katiuskas de las mantillas, calcetines de Pepe Pinrel chorreantes del charco en la carrera oficial, capote del cautivo, bolsas de plástico en la permanente de las señoras que van de templo en templo aguardando el milagro de la salida?
¿Estáis puestas, procesión del lignum-crucis, entrada/salida de los Javieres, cuatro años sin salir del Cachorro, extravagancia del Buen Fin, primera en la campana del Dulce Nombre, coincidencia de las dos Esperanzas de Sevilla en la Catedral mojada?
¿Estáis puestas?
Mira que va a llover, mira que van a caer chuzos de punta sobre el bronce de las campanas de la Giralda. ¡Nos vamos a mojar tós por igual, valientes! ¡Tós por igual, valientes y empapados, testigos de la borrasca según las isobaras de Sevilla?
Sevilla un temporal levanta...
¡Al Cielo con estas lluvias
que caen en Semana Santa!





jueves, 29 de febrero de 2024

IES BÉCQUER -¡ES BÉCQUER!

Enlace a la presentación "Bécquer 1862" en el IES Bécquer de Triana, 1 de marzo 2024.

https://drive.google.com/file/d/1YkatbnyILW23i3jfnmiKq2K3AGotbXws/view?usp=sharing



Lo de la nieve

 

Yo iba a adelgazar, pero desde que he visto "La sociedad de la nieve" he vuelto a comer como alma que lleva el diablo.
Que una vez fui en un bimotor a Almería y Sierra Nevada se veía como los Andes, pero sin rugby.
Claro que para "Sociedad de la nieve", la de los after.
Respecto a lo de la antropofagia está claro que eso ya con las empresas de envío por comida no podría suceder.
Claro que las costillas de los Restaurantes Chinos siempre me han resultado inquietantes,
Esto de Uruguay es como la narración de Arthur Gordon Pym de Poe, pero en cristiano.
Muy chunga la peli para domingo por la tarde.
Claro que luego el frío de Madrid ni era frío ni era nada.
Y qué decir del bocata de jamón del Iryo... (le quedaba a uno la duda de si la pierna que le faltaba a uno de los revisores etc. Como ahora los capitalistas exigen tanto).
¿Y no se habría querido llamar, por eso de las últimas escenas "La suciedad de la nieve"? Porque es verdad que lo peor de la nieve es lo feo que se pone todo a los dos o tres días, cuando se convierte en agua congelada y grisabunda.
De todas formas ahora con el cambio climático no sería tan grave estar en los Andes a cuerpo gentil, hay que ser positivos.
La verdad es que yo no sé qué necesidad hay de confinarse dos horas y media en esta película.
De todas formas se ve de un bocado.
... incluso cerebros dicen...
... a ver cómo me la quito yo ahora de la cabeza...

LAS (cis) MENINAS


Retrato empoderado de la descendiente del progenitor imperialista Felipe y la migrante irregular Mariana de Austria, condenada por el heteropatriarcado a la reproducción heteronormativa de nuevos abusadores colonialistas, acompañada de un can cisgénero maltratado por un niñe, una discapacitada de baja estatura y dos personas no binarias en uniforme castrador, una inquisidora trans y otro personaje no binario no identificado.
El pintor, de aspecto netamente queer, representó la sala de forma que el reflejo en el espejo nos permita reflexionar sobre la okupación de los espacios públicos por las estructuras de poder occidental. Un símbolo machista sobre su pecho remarca la cancelación que hubo de sufrir por su carácter revolucionario.

El antiguo alcázar de Madrid, que pertenecía a la comunidad, es liberado por el personaje del fondo, por donde se irradia la luz del gran despertar.
La ubicación del marco del cuadro a la izquierda remarca la importancia del reciclaje, la ausencia de velas en las lámparas del techo nos advierte del abuso de los recursos naturales y cómo podemos evitar su impacto en el cambio climático, apoyando la economía circular, claramente expresada en la atmósfera sostenible que circunda la obra.



domingo, 4 de febrero de 2024

viernes, 12 de enero de 2024

Blue Monday


Bruscamente la tarde fue soviética,
fría y gris la miraba desde el coche,
en la radio sonaba la Patética,
viajábamos al fondo de la noche.
Un cielo color fango, una herética
luminiscencia ámbar sin derroche,
la lluvia como orina de diabética
y farolas de hielo como broche.
Se estremecía el cuerpo, tumefacto,
transfundida la sangre por la savia
como yonki de incienso torrefacto.
La estrella del portal estaba en Babia
rodeada de adornos putrefactos,
lo que va de Belén a Escandinavia.



viernes, 8 de diciembre de 2023

Tierra firme

He hojeado -quién me mandaría- el libro del presidente y no me repongo de mi ataque de vergüenza ajena.

El libro cumple el propósito para el que se ha creado: dotar de argumentario y consignas a quienes, honestamente o no, precisan defender la gestión de PSNCHZ, ya sea por fidelidad religiosa o por convencimiento sincero, ya sea por ignorancia o por interés.
Ni siquiera incurriré (artefacto literario mientras incurro) en la comparación con el "Libro Rojo de Mao" o con las publicaciones propiciadas por los veinticinco años de paz (de victoria querían decir) franquistas, aunque comparta con ambas la purpurina de la propaganda.
No es ya el anhelo mágico de consignar en papel una verdad histórica y ser, como Nerón, hagiógrafo de sí mismo (ni siquiera firma Irene Lozano en los créditos, ¡faltaría más!).
No. Es la seguridad, la convicción, el aplomo con el que afirma todo lo que dice de sí y de su gestión. Este hombre no duda. Es decir, no piensa.
La determinación con la que dice las cosas es propia de los líderes de nuestro tiempo: no se sigue a quien predica la razón, sino la acción, en tanto en cuanto libera al rebaño del ejercicio de ponderar o meditar.
Así, y como supuso Platón, en ninguna de nuestras instituciones hay sabios, sino sátrapas y ególatras, embaucadores de la buena fe.
La suerte los bendice por un tiempo, sobre todo porque son sordos a la crítica y la fortuna es ciega, pero irremediablemente el destino, por una cuestión de probabilidad, se habrá de poner en contra.
Quienes lo hayan acompañado hasta ese búnker, cuyo camino es una escombrera plagada de cadáveres políticos en la cuneta, solicitarán explicaciones (tampoco muchas, no nos hagamos ilusiones, solo un lacónico "qué va a ser ahora de lo mío") y ahí, ya lo ha hecho cada vez que se ha visto próximo a la derrota, se victimizará como narciso tronchado a lo robespierre.
El mal de este tiempo es la dejación de funciones. De funciones morales e intelectuales. Nos gobiernan estos personajes por la misma razón que los administradores de fincas llevan nuestros hogares o el sindicato de estudiantes lo lideran señores de más de cincuenta años.
No hay nadie.
Ni ganas de hacer nada, todo lo más poner una queja en twitter.
Y no es ya solo que el presidente de la comunidad se mire en un espejo tocando la lira mientras nos desahucian, es que él mismo es el espejo que refleja lo que somos.
Y por esto el prurito de la vergüenza ajena que es, en rigor. (y qué vergüenza da reconocerlo) no más que vergüenza propia.





domingo, 12 de noviembre de 2023

Escuchad a las urnas

Hay que escuchar a las urnas.


Sí, pero a cuáles, ¿a la urna griega y democrática que escuchara Keats o a las cajas de cartón del procés?

Las urnas del 23 de julio son ya solo urnas cinerarias.

Se han vuelto cenizas porque en ellas se han dejado arder los ideales históricos de un partido.

Mudas, se les puede hacer decir casi cualquier cosa.

En democracia es esencial el respeto a los resultados, que son reflejo del programa electoral que los sustenta.

¿Pero dónde el programa?

Lo grave aquí no es, me parece, la aritmética, que es legítima, sino la subversión de los valores que se dice representar.

Unas declaraciones de Psnchz el día anterior de las elecciones aclaraban su posición sobre la amnistía.

¿No es delito mentir?

Lo es ante los jueces y aquí el juez somos los ciudadanos.

Si Aznar nos mintió el 11 de marzo Psnchz también nos mintió hace menos de tres meses.

Cambiar de opinión en estos casos es lo mismo que robar, que no es más cambiar el título de una hacienda.

Y no es verdad que sea esta la única alternativa de PSNCHZ para conformar una mayoría, su línea roja divide España exactamente en dos.

Precisamente los partidos sistémicos existen por esto, para evitar los abusos a los que se expone el menos imperfecto de los sistemas políticos que se conocen.

Solo la unidad de los partidos pudo hacer frente al terrorismo o reconstruir la convivencia tras cuarenta años de victoria.

España no se puede permitir romper la solidaridad nacional por un puñado de lentejas, por siete lentejas.

Hay que escuchar a las urnas. Si acercamos el oído escucharemos cómo aún las cenizas de la tribu arden con los rescoldos de tantas guerras civiles, de tanto dolor provocado por el enfrentamiento entre hermanos.

Esto ha llegado muy lejos y la convivencia se ha hecho imposible, ¿quién no está enfrentado con alguien incluso de su "bando"?

Los poderes políticos, lejos de ser ejemplares, están echando gasolina al fuego.

Los acuerdos de amnistía no perdonan ni redimen a nadie, son una condena que habremos de arrastrar.

La Memoria histórica obliga a escucharlas y hablan muy claro y muy fuerte: exigen la paz y la palabra, la libertad sin ira y la igualdad.



martes, 31 de octubre de 2023

El valle de Josafat

El otro día estuve en una sala de fiestas en mi barrio, la ilustre Sala Newman.

Hacía tiempo que no acudía a escuchar a mi grupo favorito @lospagafantas y, aunque en honor a la verdad, pagué pocas fantas, porque ya no tiene uno edad para esos trotes si alguna vez la tuve, sí que me dio por contemplar a la juventud, es un decir, porque yo debía ser a mis cuarenta y todos uno de los que bajaba la media.

En fin que hice uso de mis superpoderes y os contemplé con los rayos líricos que me permiten miraros directamente al alma o al corazón.

Esto no sucede siempre, pero ayudaba la música y la disposición melancólica.

Lo que vi se parece mucho a lo que viera en el Antiguo Testamento el profeta Ezequiel:

"La mano de Yahvé vino sobre mí y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera".

Dicho sea esto sin ofender, porque no cabe duda de que allí estábamos para mover el esqueleto y las prótesis.

El que agita el fémur y la tibia es @jesus.beades a la guitarra eléctrica, a su derecha, con el cráneo dorado como su saxofón @joaquin_morenop .

No me asustó la visión, porque era más divertida que inquietante. Me hubiera gustado disponer de unos reales de vellón para encargar la representación a Valdés Leal, pero desapareció de Newman in ictu oculi.

De modo que se lo he pedido a la AI, que ¡ay! nos ha retratado así.

Como sé que hoy, víspera de todos los santos, es costumbre festejar las osamentas y quijadas, os dejo por aquí estos cráneos privilegiados y roqueros.

En un roquero, precisamente, se veía en los vídeos del hombre y la tierra a los quebrantahuesos abrevar en el tuétano de las calaveras.

¡Cuán gritan esos malditos!





jueves, 5 de octubre de 2023

Bécquer 1862 [Presentación]

En este enlace:

AUDIO BÉCQUER 1862 PRESENTACIÓN

la presentación en el Real Círculo de Labradores de "Bécquer 1862" con las intervenciones de Ignacio Trujillo, Manuel Rosal, Juan Lamillar, y el canto de Soraya Mencid acompañada al piano por Francisco Soriano.

¡¡¡Gracias!!!



miércoles, 8 de febrero de 2023

Metamorfosis

De niño la muerte me parecía menos remota y temible que la transformación en adulto. 

Pero, ¿me he transformado ya?

Quizá era la severa admonición de mi padre,  "lo mismo carneguea que borreguea", o al cabo es que había niños que morían, muy pocos, pero sucedía, siquiera en los libros y películas.

Pero transformarse en adulto, ¡eso sí que era terrible y todavía lo es!

Parecía mucho más fácil soportar los tormentos de los mártires, que a mí ya me llegaron mitigados por el aggiornamiento, que cargar como un atlante con todas las preocupaciones de los mayores (¿cómo se pide una hipoteca?¿cómo se contrata un seguro?).

Y heme aquí, niño e inerme todavía, adentrándome en las primeras estribaciones si no de la vejez, sí del desamparo ante la arrolladora apisonadora del tiempo.

El tiempo, ¡qué misterio!

Y, sin embargo, todos sentimos su continuidad implacable, como sentimos esa continuidad de conciencia que nos hace exclamar al vernos reflejados en los espejos de la memoria, pero ¿cómo ha sido? ... 

Si yo era un niño ayer...




viernes, 27 de enero de 2023

Dos haikus de enero

Naranja helada
bajo tu piel de oro
arde el verano.












El gorrioncillo
en la rama desnuda
plumas y frío.



sábado, 21 de enero de 2023

Sencillo

En poesía no se debería elogiar lo sencillo a costa de lo complejo. Lo sencillo es en sí mismo complejo. Y lo complejo, he aquí el quid, no es sencillo, hay que desmenuzarlo hasta que lo sea.

Una acuarela no es inferior a muchos óleos, pero la mejor acuarela no será superior a Rembrandt o Velázquez.

Otra cosa es que a ti te guste más.

Por la misma razón que un haiku o una rima breve de Bécquer no es superior a un soneto de Lope, Quevedo o Góngora.

Lo complejo es también lo humano.

En la preferencia por lo sencillo a menudo se oculta una incapacidad.

Lo sencillo también puede ser artificial.



IMAGEN 1, Acuarela, Ramón Gaya.
IMAGEN 2, Fragmento del Aguador de Velázquez.



martes, 10 de enero de 2023

Theatrum Orbis Terrarum

La tierra, como explican los geógrafos, 

reposa en cinco urbes españolas:


Barcelona, fenicia y almogávar,

proa del Mare Nostrum.

 

Méjico de marfil y de Manila,

emperatriz del Asia.

 

Gran teatro de Italia y el Oriente,

reina de Arabia, Nápoles.

 

Lisboa íbera de ébano y azúcar,

barandilla de África.

 

Sevilla de Velázquez y el Caribe,

Guadalquivir de América.

Y luego está Madrid, corral de vacas,

la capital del mundo.

Imagen: Gloria de la Monarquía Hispánica por Lucas Jordán, El Escorial.

domingo, 8 de enero de 2023

Palabras con alas

 

Mis poemas, a veces,

se prosan en las ramas,

pían, pero no vuelan,

gorjean, pero sin abrir las alas.

 

Hay versos que parecen cacatúas

y a otros, como a los rabilargos,

les sobran muchas sílabas.

 

Hay versos colibríes,

petirrojos, urracas y abubillas,

y otros, que nunca vuelven,

como las golondrinas.

 

Nunca los ruiseñores

de Keats y el romancero

o el gorrión de Claudio

hacen temblar mi rama,

ni aunque les ponga migas.

 

El poema de mil alas no vuela,

y ojo con no partir la rama

pues el pavo real y la gallina

también tienen costumbre de subirse.


A lo lejos planean los albatros,

el águila real y el buitre

siempre en círculo en torno del Loewe.


(Para tanta rapaz nunca hubo jaula).


Mis palabras aladas

no quieren despegar.


¡Qué buen oficio el de taxidermista!

Ahí siguen prosados mis poemas.




 
/* Use this with templates/template-twocol.html */