lunes, 8 de febrero de 2010

Blancanieves

Los personajes favoritos de mi hija son Don Quijote porque lo dice su padre y Blancanieves porque la ha elegido ella. Tiene el cuento de Blancanieves, la película de Blancanieves, el traje de Blancanieves, la casa de Blancanieves, la colcha y el edredón de Blancanieves y ahora, además, el almanaque de Blancanieves que le regala su papá.

En los cuentos de hadas la dote es muy importante y no tengo otra que dejarle, como es infinitamente más lista que yo confío en que sepa negociar los derechos con la Disney y nos saque de la áurea pobreza en que vivimos.

Y que no nos crezcan los enanos.

6 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

¿Y no se indigna tu hija por el hecho de que la reina mala es también bella? ¿O le parece fea la reina? Un abrazo.

Javier Sánchez Menéndez dijo...

¡Peazo de regalo mamón!

José María JURADO dijo...

Jesús, como lector de Dante sabes que la belleza no está reñida con la maldad.

Y con Rilke, la belleza no es sino el principio de lo terrible.

Lo que no sé es si mi hija ya lo sabe...

L.C. dijo...

José María, me parece fatal que explotes a Inés obligándola a negociar los royalties de tus creaciones. Como se enteren los del Auxilio Social de la Junta, vas a ver, que no sabes cómo se las gastan...

Además, no sé por qué te empeñas en que vea Blancanieves cuando lo que quiere la niña es leer poco a poco el Quijote en castellano antiguo.

Dicho lo cual, que seguro que se ha echado unas risas en la guardería con sus amigas a cuenta de los regalitos que se le ocurren a su padre...

(Feliz Presentación, que ya no queda nada...)

elpiyayo dijo...

Cuando un padre quiere a un hijo, hay muchas razones para que entienda lo bueno. Cuando él prengunta ¿y por qué?
hay muchas razones, miles, pero la primera es !porque a mi me da la gana!, siempre que se ama uno no se equivoca, a veces lo facil es no amar, solo consentir, seguir la corriente del rio.
Primero El Quijote, luego los de modas.
Todo lo bello no es bueno, pero lo bueno siempre es bello aunque se sufra, a veces cuesta entenderlo.
De todas formas, tu hija nunca será como tu deseas o quieres, pero siempre la amarás, sea Blancanieves o la Bruja

Ramón Simón dijo...

Una joya, José María, una joya.
Y un final rematado con diamante.

Abrazos.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */