domingo, 25 de abril de 2010

José Tomás

"Has abierto las puertas de la Muerte toreando en el vértice del miedo. Y detrás de las puertas había luz, la deslumbrante luz de la pureza. Entrabas y salías de la muerte como el buzo entra y sale del abismo, sumergido en campanas de silencio, en solares silencios espectrales donde el aire vacío se completa con el lance y el trance tan reunidos que suspenden la razón y la despeñan al borde mismo del espanto."

De Plaza de Toros, Anejos de Siltolá.

6 comentarios:

Al norte de los nortes dijo...

Jose María, creo que es mi poema tuyo favorito, lo he vuelto a leer, esa imagen del buzo sumergiéndose en la muerte, !es tremenda!, tiene un algo de Salinas, peor no me hagas caso. Joder, me vas a volver taurinio, por lo menos me entran ganas de ir a ver a José Tomás. Un abrazo

José Miguel Ridao dijo...

Este poema es epectacular. Yo hubiera puesto el final en endecasílabos también, para no romper la tónica, pero ya te digo, espectacular.

Ramón Simón dijo...

uffff.

Un abrazo

Ramón Simón dijo...

Ufff.

Un abrazo

Javier Sánchez Menéndez dijo...

Se me ponen los pelos de "puta".

Juanma dijo...

"el vértice del miedo" y las "campanas de silencio" son sobrecogedores. Como sobrecogedor y magnífico es el poema completo.

Un abrazo.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */