lunes, 31 de octubre de 2011

El sueño eterno

Como los huesos de santo, como las cabriolas en verso del Tenorio, como las flores ajadas de las lápidas que lucirán por la noche en el ojal de las bellas, hay que incorporar al tétrico acervo de este día la lectura de

EN LA CAMA CON LA MUERTE


Si no podemos cumplir con el piadoso deber de honrar a nuestros difuntos, al menos que cada noviembre nos sea dado transitar por este cementerio de papel en el que Eros y Tánatos se buscan y persiguen a través de los mausoleos y los cipreses, como lo harían un fauno y una ninfa en un jardín renacentista hasta fundirse en el sueño eterno, una vez pulidos los rosales del tiempo, cuando la negra muerte ya no pueda quitarles lo bailado.

El próximo 1 de diciembre, a las 19.00h, en la Casa del Libro de Sevilla, se presenta esta canción de amor y de muerte, en la estela (nunca mejor dicho) del libro "Tumbas", de Cees Nooteboom, pero con la chispeante joi de vivre de Luis Alberto.

Me corresponderá en esa ocasión el honor de hacer de maestro de ceremonias, prometo no ir vestido con la librea de muñidor, aunque las ánimas del purgatorio han confirmado su existencia y, créanme, algunas -Leonor, Ligeia, Berenice- son mortalmente guapas.


1 comentario:

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Allí estaremos, faltaría más.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */