sábado, 18 de enero de 2014

Un consejo de Miguel García-Posada

Un poema de Miguel García-Posada en el segundo aniversario de su muerte.

CONSEJO

No temblar por airados ademanes,
ni temblar por lo fútil, lo irrisorio.
Temblar por el perfume de una rosa,
por un cuerpo llovido desde el cielo.

Miguel G-P. ("La lealtad del sueño", La Veleta, Granada 2007)



Rosas rosadas, Van Gogh

5 comentarios:

Álvaro Valverde dijo...

Se le echa de menos. Cada sábado, por ejemplo, cuando solía publicar su habitual reseña. Ayer mencionaba su nombre en Salamanca, cuando me preguntaron por la crítica literaria en un club de lectura. Sí, le echo de menos. Saludos.

José María JURADO dijo...

Gracias, Álvaro.

José María JURADO dijo...

Sí, coincidía ayer en sábado, y lo hacía un punto más doloroso.

Jesus Cotta Lobato dijo...

Os doy gracias a él y a ti por el consejo. Es de los consejos que me gustan, porque esconden detrás toda una cosmología del bien y una antropología de la felicidad.

José María JURADO dijo...

Gracias a ti, Jesús.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */