sábado, 6 de septiembre de 2008

Dos profesionales

(A la manera de Andrés Trapiello)

Encuentro fortuito con el poeta X, nos anuncia que
algunos psiquiatras recomiendan su poesía como
terapia. Lo dice orgulloso y convencido, levantando
la rubicunda cabeza de pavo congestionado para que
todos puedan oír alrededor su voz seráfica. Mientras
desgranaba su incesante glugluteo me acordé del
pintor catalán T y de la GCAS (Gloriosa Cofradía de
Artistas Sanadores). Se ve que la afición a curar
males ajenos por la vía milagrosa ha hecho escuela.
¿Y qué pondrá el galeno en la receta? ¿Y por dónde se hará la
administración y cuál será la posología? Yo creo que
estos no son asuntos menores ¿cuándo se acabe el
género en la farmacia se hará otra edición corregida
y aumentada de sus obras incompletas? ¿Hará los
mismos efectos la edición en rústica que el comprimido
en cartoné? Uno se imagina a esas pobres criaturas,
atormentadas por los fantasmas de la depresión y
la neurosis acercándose a los libros de X e
inmediatamente le entran ganas de llamar a la ambulancia.
¿Y no se les suicidan los pacientes? Le hemos replicado,
elevando también la voz cual gallo de pelea. Pero X,
que se las sabe todas, ha abierto su vistoso plumaje,
su iridiscente cola de pavo real y se ha marchado entre
las multitudes repartiendo bendiciones, como un
obispo, que es lo que le gustaría ser.

Tras una durísima jornada de trabajo, revisando los
pormenores de un complicado proyecto que debería entrar
en producción la segunda semana de octubre, el Ingeniero
Z, ilustre adjudicatario de las instalaciones, nos tranquiliza:
“¡ Y tú no te preocupes que la Virgen del Pilar seguro que
nos echa una mano!”. Y, claro, justo aquí es donde he
empezado a ponerme nervioso ¿y para eso tantos años
de estudios en Norteamérica, tantas horas de laboratorio
y erudición científica? ¿Esta es toda tu tecnología, amigo Z?
No digo yo que no esté bien encomendarse a la Virgen
de cuando en cuando, pero, puestos a rezar ¿por qué no
adelantamos la ejecución al 8 de Septiembre, día de la Virgen
de Guadalupe, Patrona de Extremadura y Reina de la
Hispanidad y vamos recuperando un mes del retraso
acumulado? Lo tenemos merecido por incautos: ahora
habrá que empezar desde cero y dedicar semanas a revisar,
uno por uno, todos los cálculos o poner una tenebrario a
Santa Rita, abogada de lo imposible, cuya festividad, según
se sabe, se celebra el 22 de mayo, fecha en la que la bola de
cristal aventura que habremos acabado con flores a María.

3 comentarios:

eterso dijo...

Esta columna va cogiendo cada vez mayor fuste, sustenta ideas más poderosas y aglutina estilos diversos.

Una lectura imprescindible.

Muchas gracias, José María.

Anónimo dijo...

Me ha divertido mucho,
tienes una capacidad curiosa de mimetismo literario. estuve lyendome uno de sus diarios, el único que estaba en la biblioteca (para comprarlos todos las pobres marujas deberían quedarse sin las revistas de punto y costura) y me entretuvo muchísimo. Bien podría ser de Trapiello. Por cierto, el otro día mirando cosas al azar sobre él por la red, vi el peso inmenso que el tío ha cogido en el mundillo. Por los apoyos y por las críticas.
pdta: me ha gustado más el del poeta que el del ingeniero, supongo que por deformación profesional
Alberto.

José María JURADO dijo...

Gracias, Eterso,sigue reviviendo tu blog porque a muchos nos ayuda a ver la actualidad desde otra perspectiva más serena.

Alberto, al poeta seguramente lo conoces. En cuanto a A. T. es un prosista excelentísimo, de sus diarios me interesa más la poesía de lo cotidiano que las polémicas literarias, sin duda divértidisimas. Su labor editorial y polemista lo han puesto en primera línea ya hace unos años.

Gracias.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */