domingo, 16 de noviembre de 2008

Réquiem por "Baby P"

Pequeño Baby P de ojos azules, ¿y qué ha sido este mundo para ti? El aire insufló vida en tus pulmones tiernos, pero fue aplastado por mazas asesinas. Cuando la noche roja del demonio te lanzaron todos los cuchillos y todas las tijeras afiladas y todas las patadas y cascotes cayeron sobre ti como un tornado, para hacerte oscuras incisiones en el cuerpo, en tu alma esmerilada de cristal . Pequeño querubín de ojos azules, ¿qué peces, qué algas, qué animales herbívoros cruzaban por tus sueños inflamados? Ni tu llanto controlabas ni tu esfínter cuando fueron a buscarte los golpes como rayos, no sabías, no podías distinguir las caricias brujas de tu madre, de la áspera lija que rayaba tu cráneo de bebé. Pequeño Baby P de ojos azules que has lamido tus llagas como un perro pulgoso y has bramado en silencio sin odiar ni mentir. Pequeño Baby P, querubín del abismo, déjame que limpie tus heridas y cuide de tu cuerpo pequeño y destrozado, porque no hay sándalo ni incienso que pueda purificar el rastro negro de este aquelarre, porque no hay oración que limpie la tremenda blasfemia de tanta burocracia, de tantos formalismos egoístas. Malditos los que sangran la carne de los niños, malditos los ladrones de almas tempraneras y malditos nosotros los orondos felices, los que hacen poemas, los que escriben a máquina, los que acatan sentencias, los que dictan informes, los que nunca sabremos lo que este gorrioncillo se ha llevado del mundo. No puedo imaginarme tu dolor inclemente, tu espalda devastada cual columna partida. No. Que un cometa del cielo nos destruya. Que siete plagas furiosas nos aplasten. Que la sal nos abrase y que un pantano inmenso anegue nuestras vidas protervas, y que en las aguas negras e insondables riele el azul eterno de tus ojos a la espera de un mundo justo y a tu altura, hecho de seres dignos como tú. Porque tu mirada limpia ya nos ha perdonado y los lobos feroces a los pies de la cuna aúllan todavía .

5 comentarios:

alelo dijo...

Joder, joder y joder. No encuentro palabras para describir lo que siento. Somos una especie que no tiene remedio.

eterso dijo...

J.M. ¿sabes si cuentan las columnas los blogs para el Mariano de Cavía...?

En fin, que resulta paradójico que de tanto dolor pueda crearse tanta belleza.

Jesús Cotta Lobato dijo...

Muy hermoso, colega mercurial. Me identifico con todo lo que dices. Un abrazo

andrea dijo...

muy lindo poema, cada vez que lo leo me arranca alguna lagrima...
los invito a unirse a un grupo en facebook contra el maltrato infantil. es francés al origen, pero con forums y gente de diferentes paises. se llama "contre la maltraitance des enfants"
http://www.facebook.com/topic.php?topic=6538&uid=104082280437#/group.php?gid=104082280437

José María JURADO dijo...

Gracias, Andrea.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */