viernes, 2 de enero de 2009

Año Nuevo

Como la columna es toscana, aquí dejo una instantánea digital, al itálico modo: feliz nueve.

Concierto de Año Nuevo

El perfume escarchado del jacinto,
rama de los jardines invernales,
se derrama radiante sobre el plinto
constelado de azules vegetales.

Terciopelos dorados de corinto
anuncian bagatelas musicales.
El sol de esta mañana no es distinto,
son los mismos los valses imperiales.

Pero ya eres más viejo y se te nota
el cansancio inducido por los rubios
licores que la noche, gota a gota,

impregnaron con mágicos efluvios.
(El prístino violín de dulce nota
ha colmado de pena tus Danubios).

3 comentarios:

planseldon dijo...

Feliz año nuevo José María.

Muy bien lo de usar plinto y pristino, ¡valiente!

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Me gusta especialmente el último verso, con esa metonimia del Danubio. Feliz año.

Lorenzo dijo...

Muy Feliz Año, JM y familia.

Imprescindible para empezar el año. Sin el Danubio Azul, la Marcha Radetzky y un par de saltos de esquí no empieza un nuevo año.

Que sea próspero en los que nos merezcamos y un poco generoso también en lo que no nos hayamos merecido.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */