lunes, 18 de octubre de 2010

Heilige Nacht

La puerta de la iglesia
era el ala de un ángel
que embozado anunciaba
en mitad de la nieve
y el silencio del mundo
la hora del cordero
sin trompeta ni espada.



En "La Memoria frágil" hay un agrio poema de Navidad, injusto con mi infancia y con la Navidad, quede ahora, lejos todavía del turrón y el mazapán, esta Noche de Paz a modo de desagravio.

5 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Preciosista 7 x 7. Eso sí que es un desagravio.

Ramón Simón dijo...

Sin comentario,

o

bueno, bueno, bueno.

Un abrazo.

José María JURADO dijo...

¡Qué bien me queréis, Fernando, Ramón!

Susana dijo...

Gracias!

Susana dijo...

Gracias!

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */