jueves, 2 de diciembre de 2010

Poesía para niños de 4 a 120 años



En los próximos días llegará a las mejores librerías el último proyecto literario en el que he tenido la fortuna de participar:

POESÍA PARA NIÑOS DE 4 A 120 AÑOS



Se trata de una antología de autores contemporáneos hecha en colaboración con Jesús Cotta y Javier Sánchez Menéndez que publica La Isla de Siltolá.

Es el primer número de una nueva Colección "Agua (Poesía para Chicos y Grandes)" cuya intención es acercar la gran Poesía a los niños de todas las edades.

Esta obra incluye poemas de: Pablo García Baena, José Jiménez Lozano, Aquilino Duque, María Victoria Atencia, Antonio Carvajal, Antonio Colinas, Miguel d'Ors, Fernando Ortiz, Eloy Sánchez Rosillo, Ángel Guache, Luis Alberto de Cuenca, Javier Salvago, Julio Martínez Mesanza, Ana Rossetti, Rafael Adolfo Téllez, Víctor Jiménez, Manuel Gahete, Juan Cobos Wilkins, José Julio Cabanillas, Elías Moro, Pedro Sevilla, Juan Ramón Barat, Felipe Benítez Reyes, Jesús Aguado, Ramón Simón, Amalia Bautista, José Mateos, Pilar Pardo, Mercedes Escolano, Javier Sánchez Menéndez, Abel Feu, Juan Bonilla, Juan Antonio González Romano, Jesús Cotta Lobato, José Luis Piquero, Olga Bernad, Ángel Mendoza, Enrique García-Máiquez, José María Cumbreño, José María Jurado, Miguel Agudo, Diego Vaya y Tomás Rodríguez Reyes.

La Ilustración de la cubierta: Pablo Pámpano Vaca.
Lleva Fotografías interiores: Antonio del Junco (Toi).

Nos lo hemos pasado muy bien haciéndola, vaya desde aquí mi agradecimiento a mis compañeros de viaje y, sobre todo, a los poetas que tan gentilmente han puesto sus poemas a nuestra disposición.

Yo creo que las caras de felicidad se nos ven muy bien por aquí:

EN LA ISLA MÁGICA 1
EN LA ISLA DEL TESORO 2
EN LAS ÍNSULAS EXTRAÑAS 3
EN LA ISLA DE SILTOLA 4

Y quiero recordar ahora el prólogo que Juan Ramón Jiménez puso delante de Platero y yo:

«Dondequiera que haya niños—dice Novalis—, existe una edad de oro». Pues por esa edad de oro, que es como una isla espiritual caída del cielo, anda el corazón del poeta, y se encuentra allí tan a su gusto, que su mejor deseo sería no tener que abandonarla nunca.

¡Isla de gracia, de frescura y dicha, edad de oro de los niños; siempre te halle yo en mi vida, mar de duelo; y que tu brisa me dé su lira, alta y, a veces sin sentido, igual que el trino de la alondra en el sol blanco del amanecer!


Como la Isla de Siltolá.

4 comentarios:

Fernando Moral dijo...

Enhorabuena, José María. Ojalá y fuera el bestseller de estas navidades.

Un abrazo.

Ramón Simón dijo...

Enhorabuena poeta, y a todos los que han colaborado en tan hermosa edición.

Para Pablo Pámpano, hermosa portada, creación en estado puro.

Abrazos para todos.

Alejandro dijo...

Enhorabuena José María. Espero que el libro y la colección sean un éxito.

Olga Bernad dijo...

Es un lujo de libro, un lujo como lectora y un lujo estar ahí. He podido leer el contenido y ha quedado precioso, habéis hecho un gran trabajo.
Yo también lo voy a regalar muchísimo estas navidades.
Abrazos.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */