viernes, 11 de febrero de 2011

Peones

Sobre un tema de JMM

Yacen en las cunetas,
entre los escombros de los bombardeos
y la escoria de las fundiciones.
Moribundos y exhaustos,
sólo algunos prosiguen
por el abierto campo de batalla
y las largas columnas humeantes,
arrollados, a veces, por los ferrocarriles.

Son el sueño de Marx.

Al final del tablero, en la última hilera,
metáfora de la utopía
o de la desolación,
hay un Soviet Supremo reservado,
pero casi ninguno llega
y los pocos que alcanzan la Tierra Prometida
no saben gobernar
y se travisten
de pomposas zarinas o indolentes jinetes.

Y justo ahí se acaba la partida.

5 comentarios:

José Miguel Ridao dijo...

Me ha gustado mucho... y ese final no está nada claro; yo diría que es de las negras, si ellas mueven.

julio martínez mesanza dijo...

¡Mucho mejor este poema que el tema que lo inspira! Enhorabuena, José María.

José María JURADO dijo...

Gracias, José Miguel.

Su generosidad me abruma, maestro. Mil gracias, Julio.

Miradme al menos dijo...

Subrayo con fluorescente a los blogueros anteriores.

Un abrazo

José María JURADO dijo...

Muchas gracias, al menos miradme.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */