miércoles, 6 de julio de 2011

Tablero de Sueños (Inklings de Siltolá)


Se anuncia en la web de La Isla de Siltolá mi próximo libro de poesía, “Tablero de Sueños”, en la nueva colección Inklings de Siltolá.

Entre el cenáculo y la sociedad literaria, los Inklings eran reuniones de escritores y académicos de Oxford cuyo objetivo era la discusión intelectual y crítica sobre algún aspecto de la obra de un autor que éste exponía en estas informales y humosas sesiones oxonianas. Los Inklings son célebres pues en ellos participaron escritores como J. R. R. Tolkien o C. S. Lewis, y los rodea la bruma del mito, como todo lo que sucede en aquella enigmática ciudad de la inteligencia, tan bien descrita entre nosotros por Javier Marías en su novela Todas las almas.

La Isla de Siltolá, en colaboración con la Casa del Libro, ha querido revisitar esta idea y organizar encuentros literarios que, bajo el marbete de Inklings de Siltolá, empezarán este otoño.

Dos meses antes de cada cita se editará y pondrá a la venta un libro, como este Tablero de Sueños: el Inkling no sólo consiste en la presentación pública del libro, en formato conferencia o recital, sino que la Editorial organiza un encuentro posterior, el mismo día, entre el autor y otras personas invitadas, a fin de profundizar en su obra y exposición.

Entre los autores invitados están los poetas José Luis García Martín, Luis Alberto de Cuenca, Antonio Colinas, Antón Castro, Tomás Rodríguez Reyes y Olga Bernard.

A mí me toca abrir plaza, que esta vez no será la de toros.

Este volumen, “Tablero de Sueños”, es doble, contiene por un lado una amplia muestra de mi poesía, en su mayor parte inédita, y el ensayo “Un templo en el oído” que, antes que una poética de autor, que lo es, querría ser una reflexión estética y moral sobre la naturaleza de la creación literaria.

Si Walt Whitman avisaba de que quien leía sus Hojas de hierba estaba en realidad tocando al hombre que él era, en “Tablero de Sueños” he intentado reunir, incluso a través de una ordenación temática de los poemas, los cristales rotos que forman el poliedro de mil caras que uno es y que poco o nada se diferencia de mi idea de la Literatura que en mi caso se confunde con la vida: ese tablero de sueños al que los jugadores condenados nos asomamos con ansia de eternidad juanramoniana, ese templo levantado en el oído para adorar la Palabra.

10 comentarios:

Antonio Rivero Taravillo dijo...

¡Enhorabuena, José María! Ya estoy deseando leerlo.

José Miguel Ridao dijo...

Mi más sincera enhorabuena, José María. La idea es magnífica, y es un honor que abras plaza. Como Antonio, espero impaciente tenerlo en mis manos.

Olga Bernad dijo...

Pues lo mismo digo. Vi la portada ayer, y tengo muchas ganas de abrirla...

Elena dijo...

Enhorabuena Jose Mª

Alonso dijo...

Felicidades, José María. Tengo la seguridad de que será un placer leerte.

Elías dijo...

Enhorabuena, José María: un maestro abriendo plaza.
Y una espléndida idea esa de los Inklings (hasta ayer mismo que hablé con Javier no sabía lo que era: sigo aprendiendo de vosotros).
De momento, mientras podemos ver ése, voy leyendo otro libro tuyo que he comprado hoy en Cáceres: La memoria frágil.

Un abrazo.

Alejandro dijo...

Enhorabuena José María. Este verano leeré el libro de Carpenter para abrir boca.

José María JURADO dijo...

Gracias a todos amigos.

Elías, espero que la inversión te haya resultado rentable, ya me cuentas.

Alejandro, ¿de qué libro hablamos? De ¿"El Siglo de las Luces"? Una maravilla absoluta.

Abrazos.

Alejandro dijo...

Perdona, José María. No me refeía a don Alejo. Hablaba de Los Inklings de Humphrey Carpenter.

Otro abrazo, maestro.

enrique baltanás dijo...

¡Enhorabuena!

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */