miércoles, 22 de febrero de 2012

Miércoles de ceniza

 (Con Jorge Manrique y con Valdés Leal) 
 
   Los placeres y dulzores
de esta vida trabajada
que tenemos,                         
no son sino corredores,              
y la muerte, la celada
en que caemos.
No mirando nuestro daño,
corremos a rienda suelta             
sin parar;                       
desque vemos el engaño
y queremos dar la vuelta,
no hay lugar.
  
 «No tengamos tiempo ya             
en esta vida mezquina
por tal modo,
que mi voluntad está
conforme con la divina
para todo;                           
y consiento en mi morir
con voluntad placentera,
clara y pura,
que querer hombre vivir
cuando Dios quiere que muera        
es locura.
 
 

Quedan 40 días para la estación de las lluvias...

5 comentarios:

Mora Fandos dijo...

Buen pórtico, José María: a la espera de las lluvias.

Anónimo dijo...

sic,

un abrazo

José María JURADO dijo...

Gracias!

Lorenzo C. dijo...

¿Y no será mejor que llueva antes? Por variar...

José María JURADO dijo...

Nunca llueve a gusto de todos.

 
/* Use this with templates/template-twocol.html */