miércoles, 19 de junio de 2024

¡Splash!

 ¡SPLASH!


Sobre la pereza de ir a la piscina hemos hablado muchas veces.

Una pereza singular, sobre la más amplia que alcanza a todo el verano, es la del primer chapuzón.

El primer día de piscina es una discontinuidad en el espacio tiempo y la conciencia intenta nivelar procesos no siempre coincidentes: fin de curso y exámenes, horarios de verano, etc.

Después de la primera inmersión, el mundo cambia.

Como el bautizo se trata de una resurrección.

De la fundación de una ciudad.

Del nacimiento de un ser humano nuevo.

La ruptura de la crisálida y el surgimiento del Zaratustra Veraniego.

No hay agradecimiento suficiente -algo parecido sucedió el año pasado- al cambio climático de junio que con este tiempo británico nos alivia de decidir.

Sí, es cierto que ya estamos pagando la gran cuota de junio, ¿pero quién no pagaría por este frescor?

Estas mañanas otoñales, de setas y chimenea (en lugar de flores y baños), son impagables.

Una cosa que nadie me aclara es, si está cambiando el clima, ¿en qué sentido va?





martes, 18 de junio de 2024

Escuela bolera

 A Paloma, quedito pasito, amor.

Si os partiéredes al alba,
quedito, pasito, amor, 
no espantéis al ruiseñor

                                               Lope de Vega 

Bajo el candil del tiempo transparente,
Aranjuez o Jardines de Cristina,
tejen los blancos brazos en la fina
urdimbre de la luz la arborescente

contradanza de saltos inocentes,
pelele o quitasol, ciega gallina,
satén de raso rosa, crinolina,
y peina de carey iridiscente.

Como en mano de seise los palillos,
repique de campanas y alameda,
labrados en nogal o granadillo.

Y una red de madroño hecha de seda
como la que lucía Pepe-Hillo
¡Paloma, mi Marianita Pineda!

Fandango, Boccherini, Sara Calero
Goya, "El quitasol"

Josep Llovera Bofill "Un baile de candil" (Detalle y  vista general), hacia 1890.


 
 


domingo, 16 de junio de 2024

¿Cuándo escribes?

Me preguntan en ocasiones de dónde saco tiempo para escribir, pero la explicación es fácil -dejando aparte que quienes escribimos lo hacemos a tiempo completo, pues todo lo vemos tras el cedazo de la literatura y continuamente recogemos fragmentos o pepitas de oro de la realidad real o imaginaria, y -por convertir este párrafo en una larga hipotaxis proustiana-, continuamente ordenamos y construimos materia literaria en la memoria, que antes yo perdía y ahora al menos puedo apuntar junto con las instantáneas de la realidad en este archivo desordenado de FB-, dejando aparte todo eso hay que -alguna vez- sentarse y trabajar, que cuesta mucho, muchísimo, porque el espíritu te reclama siempre más y más dosis de lectura -actividad por cierto más fácil de emprender, pero infinitamente más difícil de abordar bien-, sin embargo aquí estamos, domingo a las cinco y media de la tarde, con el sábado sabadete bien leído, dispuestos a la tarea. Con un poco de suerte a las dos de la mañana habremos escrito una página o dos, quizá un poema.

Puede parecer poco, pero el año tiene 55 domingos, y al final -descontando bautizos, bodas y comuniones- raro será que no acabemos el año con 20 poemas, que es ya casi un libro, 20 páginas de ensayos y 15 de narraciones.

A veces además se escribe toda la semana...

Y cuando pasan los años, dos o tres, porque pasan muy deprisa, parece que la vida hubiera labrado la escritura por ti y ahí están hechos, como si nada, los libros.

[PS: De momento esto son ya casi trescientas palabras y la tarde no ha hecho sino empezar]




miércoles, 12 de junio de 2024

Traffic ("Mientras por competir con tu caballo")



Se ha hecho viral cómo la prensa se refería al célebre soneto de Góngora "Mientras por competir con tu cabello", erróneamente propuesto en la selectividad de Cataluña y aún más erróneamente mecanografiado por el plumilla de turno como:

"Mientras por competir con tu caballo".

Que ha hecho de Góngora por la vía de la corrección automática (o política) el paladín de la poesía ecuestre en lengua castellana.

Con tal motivo el poeta César Rodríguez de Sepúlveda ha lanzado el reto, también viralizado, de componer un soneto en homenaje a la herrada "herrata" con la pezuña de este primer verso.

Aquí mi contribución cani y choni a esta justa hípica, cuando no distópica.

TRAFFIC

Mientras por competir con tu caballo,
adulterado y de pureza poca,
los clanes especulan con la coca,
blanca como la nieve del Moncayo.
 
Mientras precinta el juez el gran serrallo
donde la grey perrea y se coloca,
y vuelve el molotov, kale borroka,
cual torna a la sartén el rodaballo.
 
Goza, tú, latín king, de tu pandilla,
jamás alerta o corazón en vilo,
potrea por la feria de Sevilla.
 
Si te para la pasma, tú tranquilo,
y levanta del freno la pastilla
antes que te destruya el fentanilo.

JMJ - 2024

PS: En este enlace el poeta y profesor Víctor Peña ha ido reuniendo parte del florilegio equino de donde he tomado la imagen que ilustra la entrada, disfrútenlo sin freno. 

lunes, 3 de junio de 2024

13 Rue del Percebe


Estreno hoy mi mandato anual como Presidente de Bloque.
Ha costado mucho echar al anterior que llegó al cargo pactando una amnistía de las cuotas de comunidad de los pisos del segundo y del tercero, además de favorecerlos con la renovación de pintura en fachada.
Decía que era para mejorar la convivencia, pero sin embargo han arreciado las broncas y los que más se pelean son, por cierto, los del segundo y el tercero entre sí.
Sobre todo desde que pudo volver el inquilino que no había pagado nunca las cuotas y es el que ha manejado los hilos, programando, por ejemplo, el video comunitario.
El anterior presidente hacía además un uso privativo del ascensor, teniendo los demás vecinos que subir y bajar a pata, y aumentándonos la cuota eléctrica.
Su mujer, además, era una frescales, y había negociado por su cuenta el cambio del algunas empresas de mantenimiento, tanto que en el bloque ya la llamaban "la presidenta".
En nuestra comunidad el presidente tiene derecho a vivir en el ático, pero las cosas se le empezaron a complicar cuando se encerró en su piso, porque el hijo de la de la dueña del cuarto derecha le había dicho no sé qué a su mujer y toda la escalera le había seguido la gracia.
Tampoco "la" faltó el respeto, pero él se lo tomó muy a pecho, porque según una comunicado que pegó en el tablón de anuncios estaba profundamente enamorado de su señora y decía estar convencido de que toda la escalera derecha le ensuciaba la ropa cuando la tendía.
Tuvo a todo el bloque en ascuas y realmente pensamos que lo dejaba cuando se fue con el manojo de llaves a departir con el portero, que el pobre hombre no puede pronunciarse ni tiene mando en plaza, pero es a quien todos acudimos por ser el más conciliador y el más antiguo en el cargo, que ya va a hacer los diez años.
Bueno al final se ha conseguido, pero costó mucho, porque aunque los del primero y el cuarto estaban de acuerdo en echar al presidente, se hablaban todo el día a voxes.
Los del cuarto es que han sido siempre muy contestarios y los del primero demasiado educados, me parece a mí.
Pero al final lo de La Presidenta pasó de castaño a oscuro cuando se supo que el jardinero cortaba para ella las mejores rosas del jardín dejando los rosales pelados.
Si de algo estábamos orgullosos en el bloque era de los rosales del portal, casi un emblema del piso, por más que se ciscaran en ellos las gaviotas que pasan en vuelo rasante por el primero.
Realmente a mí me han elegido en un tómbola, en las reuniones de comunidad no aparecía luego nadie y menos a la hora de votar, pero los estatutos de nuestra comunidad, que los del segundo y el tercero quieren llevar a referéndum, dicen que si no se llega a un acuerdo se elija por sorteo del que se ha encargado el portero.
A mí realmente me da mucha pena del portero porque veo muy difícil que su hija herede la portería.
Los del segundo y tercero han protestado mucho mi designación y llevan toda la tarde diciendo que se van de casa y armando alboroto, pero no se ha ido nadie todavía.

No tengo yo la culpa de vivir en el primero derecha.

Y digo yo, que para callarlos un poco, y mantener la paz del bloque algo más tendré que ofrecerles, a ver si así dejan de bloquear el paso de la tubería y trasvase de agua caliente entre el primero y el cuarto.
Menos mal que la mayoría de los pisos son turísticos y con lo que sacamos de ahí en impuestos se puede pagar la cuenta, porque si no, el día menos pensado nos enzarzamos la comunidad en una pelea de memoria histórica.

JMJ

PS: En efecto hoy me ha correspondido, por turno rotatorio, iniciar mi vocalía de bloque, menos mal que somos diecisiete manzanas y cincuenta y un pisos, cuánto lo siento por quien le haya tocado la intercomunidad.



lunes, 20 de mayo de 2024

Carta tercera

                                                    (Desde mi celda)

Yo soñé, como Bécquer, una tumba en el río
donde la brisa mece los juncos y los álamos,
entre lirios de agua y espadañas de cielo,
sobre un remanso breve, una losa de mármol.

Como Bécquer soñé con laureles y mirtos
y lloré como Bécquer junto al sauce inclinado
que baña la corriente arrastrando a lo lejos
las canciones de Herrera, los versos de Machado.

Como Bécquer también se rompieron mis sueños
una noche de luna contra un cielo estrellado,
me basta con yacer en el campo extremeño

al lado de mi padre, feliz e incinerado.
Envolved la poesía, devolvedla a sus dueños,
y grabad en mi lápida: "EMOSIDO ENGAÑADO".

Guadalquivir, Sánchez Perrier


domingo, 19 de mayo de 2024

Milhojas tiene la noche

Una de las vacas pesadas de nuestro erial cultural presume de haber escrito no se cuántas miles de páginas a mano, pero la verdad yo no le veo el mérito, salvo al padre que se la ha pasado a limpio.

En mi opinión un buen hijo lo mínimo que tendría que hacer es comprarle un buen escáner a su progenitor.

Por ejemplo, yo mi última obra literaria la cincelé a escoplo en mármol, pero mi madre, que sabe latín, me la pasó a cera con un punzón.

Como había que reutilizar las tablillas para palimpsesto rogué a un escriba sentado que me la copiara infintamente en un junco.

Y cuando ya tuve el manuscrito en pergamino se la envié a Alejandría, a un sicario de Cavafis para que la hiciera arder en el Umbral de lo que queda de la calcinada biblioteca.

Así vuelta en humo, en polvo, en sombra en nada, vivirá eternamente, liberada de los milhojas que algunos se zampan de noche, para engrosar su escritura.



sábado, 18 de mayo de 2024

La vida de la Literatura

Dice Juan Manuel de Prada en XL-SEMANAL ("La muerte de la literatura" 17-mayo 2024)
"(Umbral) encomendó a un sicario suyo hoy olvidado pero entonces muy poderoso, llamado Miguel García Posada (que en paz descansen ambos), la publicación de una reseña destructiva de aquella novela, donde afirmase que el narrador de la historia, el falangista Fernando Navales, cínico y despiadado, era en realidad un trasunto de mi persona. Por fortuna, aquella identificación desquiciada y grosera cayó en saco roto"
y añade:
"Tres décadas más tarde, he rescatado a Fernando Navales en Mil ojos esconde la noche, tan cínico y despiadado como entonces, en otra novela, llevándolo al París de la Segunda Guerra Mundial, ocupado por los alemanes. Y enseguida, ¡oh, sorpresa!, me han surgido los zoilos que prueban a hacer esa misma identificación. Sólo que ahora la maldad de estos zoilos resulta infinitamente más peligrosa, pues cuentan con legiones de zoquetes dispuestos a secundarlos, por nihilismo o fanatismo, en sus calumniosas ideaciones."
Y uno se pregunta, ¿y no será que el "olvidado" García-Posada cuyas ediciones de Lorca están en todas las librerías y kioskos acaso tenga razón y que tres décadas más tarde lo que sucede es que son legión quienes conocen al autor de estas novelas "inspiradas" en Casinos Assens, entonces, y en Ruano, ahora, y multitudes los zaheridos y los damnificados?
Yo no creo, de todas formas, que sea posible esa identificación, no es verdad que los autores concedan al personaje sus rasgos, esto, como me dijo en una ocasión Caballero Bonald, solo está al alcance de los buenos escritores.
Ningún pudor tuvo para decir Flaubert que él era Madama Bovary, porque con esto el gran autor, factótum de la imaginación, declara que es todos los hombres y mujeres, todos sus vicios y virtudes, como en la Biblia.
Pero luego hay estos otros libros en que lo que florece para pudrirse es la mala fe, la imaginación esquinada y la degradación moral, de forma que el lector no se dice, ¿por qué prodigio la ciudad de la luz es ahora oficio de tinieblas? sino que, sin más, comenta: mirada torva la de este hombre, qué le vamos a hacer, tiempo tuvo de mejorar(se).

martes, 30 de abril de 2024

Moonlight in Vermont

Cae la nieve
sobre los vivos y los muertos,
copos de azahar
o flores de cerezo.

Violines irisados,
canta haikus Sinatra:
el vals de los esquíes
y las pistas de plata.

Arde la chimenea
y tras el whisky dorado,
un ajedrez de ámbar,
indio verano.

Luz de luna en Vermont,
el tiempo suspendido
como en una canción.

Indian Summer




 

lunes, 22 de abril de 2024

Vanidades de feria

En Sevilla, esa amplificación de España o viceversa, es inconcebible el reconocimiento al trabajo bien hecho.
Tan es así que ningún artista se atrevería a decirlo porque el ecosistema hispano-hispalense se las ingenia por no sé qué vericuetos de casta, ninguneo y donjuanismo, para preterir, en todo, a los mejores.
Hoy, Velázquez no sería convocado para hacer el cartel de la Semana Santa, ni a Cernuda lo llamarían para celebrar el centenario del 27.
Existe una gerontocracia masiva en todas las instituciones y fundaciones, pero, sobre todo, una gerontocracia del espíritu, siendo la gente ya vieja con veinte años.
El caso es que el modelo funciona: lejos de lo mejor y lo excelente, los productos son buenos, y cuando los Bécquer, los Machado o los Murillos palman, siempre hay un cantor de Híspalis para alimentarse de su carroña.
A quienes, al leer esto, se digan, ¿pero quién se ha creído este tipo? va precisamente dirigido este texto, en Híspalis y en Extremadura, en Cáceres y en Madrid, en Facebook y en Instagram, ninguneadores oficiales de lo bueno.
Como tengo muchas manzanillas encima lo puedo escribir en la caseta de mi casa con la seguridad que da saber quién es uno y quién son los demás.
Y que cada palo aguante su vela y mañana nos habremos olvidado.
Si piensas que esto va por ti, en efecto, no lo dudes: pero empezaste tú, quiero decir, ninguneaste tú, a quien solo avalan tus nombradías oficiales y tus camaradas de la misma cofradía de generoso emblema: "anda que me voy a quitar yo para te pongas tú".
IMAGEN: Glorias sevillanas en San Telmo por el jovenmente suicidado Susillo, otro que, como los ahí tallados, si no murió joven recibió el elegante desprecio de su patria.



martes, 9 de abril de 2024

Eclipse y poesía


(De Dickinson a Bécquer)

En 1894 Mabel Loomis Todd, escritora y primera editora de Emily Dickinson, de cuyo hermano fue amante, publicaba en Cambridge (USA) una monografía titulada "Eclipses totales de sol" profusamente ilustrada.
Como esposa del astrónomo David Peck Todd tenía acceso a abundante documentación que ordenó y preparó de forma inusitadamente moderna, incluyendo citas de la propia Emily: "eclipses suns imply".
Entre las imágenes que incluye el volumen (se puede consultar aquí, https://archive.org/details/in.ernet.dli.2015.213026) figuran algunas impresiones fotográficas del eclipse de 22 de diciembre de 1870.
El eclipse de Bécquer, cuando en Sevilla se hizo de noche la mañana en la que murió.
Pero para mi sorpresa fijaos cómo se llamaba uno de los astrónomos que registró con su primitiva cámara el evento, véase el registro, en el que figura también una misteriosa dama de Cádiz.
¡¡¡Es Becker!!!
Pero nada más -por ahora- he podido averiguar de este astrónomo beckeriano.




lunes, 8 de abril de 2024

Comprar libros es leer


Comprar más libros de los que uno podrá nunca leer es un ejercicio de ficción equivalente a la lectura.

Nadie compra para no leer.
De la misma forma que mediante la lectura somos otros y habitamos otros mundos y vivimos experiencias más fuertes aún que las proporciona lo que se entiende en general por vida, en el acto de comprar un libro que no podremos nunca leer vivimos la ficción de ser quien seremos cuando pudiéramos leerlo, con la misma emoción, intensidad e ilusión, si no más.
Y ver este libro en la biblioteca de uno, acariciarlo, hojearlo acaso, proporcionará una y otra vez la misma felicidad de ese yo virtual, mejorado por una lectura aplazada.
Los libros están ahí para decirnos que aunque no podemos recorrer a la vez los siete mares, hay un buque amarrado en cada dique o anaquel, aguardando la partida.
Y ya solo es cuestión de que la vida, la cotidiana y poco beatífica, amaine y nos deje zarpar, rumbo a la única vida que se deja vivir en plenitud.

Pues nuestra vidas son los libros, que van a dar al mar, que es el leer.



viernes, 5 de abril de 2024

Callejón de los ciegos

Con Julia Bellido, nuestra lazarillo en Jerez, septiembre 2022.

Entramos por la sombra hacia la luz
y de la luz al tiempo por los siglos,
oro y ámbar trenzado transustancian
la claridad henchida de la fruta.

Bajo el prisma del sol, sobre la fronda,
el perfume del vino se deslíe,
moscatel y melaza, veladura
de flor y bronce antiguo en los aljibes.

La calleja es ahora un galeón
que zozobra en el haz de la mañana
donde rompe la espuma incandescente
y rasga, puntillista, su velamen.

Del fulgor tamizado de la tierra
volvemos de la luz hacia la sombra,
a la penumbra fría del reloj, 
con los ojos radiantes pero ciegos.

Ciegos de luz.


Callejón de los ciegos, Jerez, septiembre 2022


Concordia de magnolios


Nunca más veremos estas imágenes en la Plaza de la Concordia

Quizá mis hijas, yo no.
Siete espléndidos magnolios, siete, han sido cortados al secarse por no haber sido regados en cumplimiento del edicto arboricida de la anterior corporación.
Es razonable que se priorice el consumo humano, pero no que la contratación ad hoc para regar estas especies con agua no apta para el consumo quedara sin adjudicación sine die por la resolución de un recurso.
Siete magnolios que daban sombra y perfumaban y hacían preciosa la plaza.
¿Todo el esfuerzo en recuperar el magnolio de la catedral y nada aquí?
Y sobre todo, ¿dónde están los contestarios del ficus de Triana?
¿Protestaron porque la orden para cortarlo -se habían desplomado ramas sobre los transeúntes- la había solicitado un cura?
¿Nadie pudo alertar de lo que estaban sufriendo estos arboles?
¿Los que se encaramaban al cicus no pudieron desobedecer el bando aunque fuera orinando?
Con ir a mearse en la política antiarbórea del anterior ayuntamiento los hubiéramos salvado, no había ni que encaramarse, bastaba con, de vez en vez, llevar algún agua mineral.
El panorama es desolador, siete tocones, siete mutilaciones.
Pero el ficus de Triana
Viva el Agit-POP.
















viernes, 29 de marzo de 2024

Homenaje Isobárico a Antonio Burgos


¿Estáis puestas, isobaras del Mar del Norte, borrascas del Cabo de San Vicente, calimas del Magreb que dejáis sobre las túnicas de los nazarenos la arena del Sahara?

¿Estáis puestas, ola polar de Siberia, chubasco del mediodía, cuatro gotas de las cinco en punto de la tarde o nube negra de las doce del mediodía que os rompéis sobre los atrios a la hora en que se reúnen los cabildos?
¿Estáis puestas, gabardinas del lunes santo, paraguas del domingo de ramos, chubasqueros de la carrera oficial cuando las sillas de quidiello empapan los ropajes de quienes contra viento y marea asisten a los palcos?
¿Estáis puestas, predicciones de las cabañuelas, partes de la AEMET, consultas a los radares, páginas de accuweather, quinario de Antonio Delgado, llamadas a Marvizón y a Maldonado la tarde en Soledad del Sábado Santo?
¿Estáis puestas, botas katiuskas de las mantillas, calcetines de Pepe Pinrel chorreantes del charco en la carrera oficial, capote del cautivo, bolsas de plástico en la permanente de las señoras que van de templo en templo aguardando el milagro de la salida?
¿Estáis puestas, procesión del lignum-crucis, entrada/salida de los Javieres, cuatro años sin salir del Cachorro, extravagancia del Buen Fin, primera en la campana del Dulce Nombre, coincidencia de las dos Esperanzas de Sevilla en la Catedral mojada?
¿Estáis puestas?
Mira que va a llover, mira que van a caer chuzos de punta sobre el bronce de las campanas de la Giralda. ¡Nos vamos a mojar tós por igual, valientes! ¡Tós por igual, valientes y empapados, testigos de la borrasca según las isobaras de Sevilla?
Sevilla un temporal levanta...
¡Al Cielo con estas lluvias
que caen en Semana Santa!





jueves, 29 de febrero de 2024

IES BÉCQUER -¡ES BÉCQUER!

Enlace a la presentación "Bécquer 1862" en el IES Bécquer de Triana, 1 de marzo 2024.

https://drive.google.com/file/d/1YkatbnyILW23i3jfnmiKq2K3AGotbXws/view?usp=sharing



Lo de la nieve

 

Yo iba a adelgazar, pero desde que he visto "La sociedad de la nieve" he vuelto a comer como alma que lleva el diablo.
Que una vez fui en un bimotor a Almería y Sierra Nevada se veía como los Andes, pero sin rugby.
Claro que para "Sociedad de la nieve", la de los after.
Respecto a lo de la antropofagia está claro que eso ya con las empresas de envío por comida no podría suceder.
Claro que las costillas de los Restaurantes Chinos siempre me han resultado inquietantes,
Esto de Uruguay es como la narración de Arthur Gordon Pym de Poe, pero en cristiano.
Muy chunga la peli para domingo por la tarde.
Claro que luego el frío de Madrid ni era frío ni era nada.
Y qué decir del bocata de jamón del Iryo... (le quedaba a uno la duda de si la pierna que le faltaba a uno de los revisores etc. Como ahora los capitalistas exigen tanto).
¿Y no se habría querido llamar, por eso de las últimas escenas "La suciedad de la nieve"? Porque es verdad que lo peor de la nieve es lo feo que se pone todo a los dos o tres días, cuando se convierte en agua congelada y grisabunda.
De todas formas ahora con el cambio climático no sería tan grave estar en los Andes a cuerpo gentil, hay que ser positivos.
La verdad es que yo no sé qué necesidad hay de confinarse dos horas y media en esta película.
De todas formas se ve de un bocado.
... incluso cerebros dicen...
... a ver cómo me la quito yo ahora de la cabeza...

LAS (cis) MENINAS


Retrato empoderado de la descendiente del progenitor imperialista Felipe y la migrante irregular Mariana de Austria, condenada por el heteropatriarcado a la reproducción heteronormativa de nuevos abusadores colonialistas, acompañada de un can cisgénero maltratado por un niñe, una discapacitada de baja estatura y dos personas no binarias en uniforme castrador, una inquisidora trans y otro personaje no binario no identificado.
El pintor, de aspecto netamente queer, representó la sala de forma que el reflejo en el espejo nos permita reflexionar sobre la okupación de los espacios públicos por las estructuras de poder occidental. Un símbolo machista sobre su pecho remarca la cancelación que hubo de sufrir por su carácter revolucionario.

El antiguo alcázar de Madrid, que pertenecía a la comunidad, es liberado por el personaje del fondo, por donde se irradia la luz del gran despertar.
La ubicación del marco del cuadro a la izquierda remarca la importancia del reciclaje, la ausencia de velas en las lámparas del techo nos advierte del abuso de los recursos naturales y cómo podemos evitar su impacto en el cambio climático, apoyando la economía circular, claramente expresada en la atmósfera sostenible que circunda la obra.



 
/* Use this with templates/template-twocol.html */