sábado, 24 de julio de 2021

EL mito (ME TOO) DE FERNANDO III EL SANTO

"Sevilla conmemorará el 800 aniversario de Alfonso X el Sabio con 12 meses de actividades culturales entre 2021 y 2022"

"El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla deniega el 'indulto' a San Fernando.La propuesta para recuperar la jornada festiva, celebrar el 350 aniversario de la canonización y llevar su figura y obra a los colegios es rechazada por PSOE y Adelante"

(De los periódicos)


El ayuntamiento, en una actitud muy monárquica y actual, se olvida del padre y se vuelca con el hijo.

Se prefiere el sabio al santo y al hombre de "las tres culturas" al invasor.
Pero...
...Alfonso X no solo tomó partido en la Conquista de Sevilla, sino que le corresponde la de Murcia, Alicante, Jaén e incluso se le atribuye la de Jerez, anterior a la de Sevilla.
...Ordenó la muerte de su hermano, Don Fadrique, el de la la alta torre sevillana, y maldijo y desheredó a su hijo Sancho.
...Esto por no mencionar las correrías palaciegas, entre otras con la juglaresa María la Balteira, que tanto lo alejaban de la santidad paterna y es de suponer que lo acercan a la nueva sentimentalidad.

El final de su reinado fue un reguero de sangre, un juego de tronos.
Sí, se le atribuyen LAS CANTIGAS o el "Libro del Axedrez, dados y tablas" y a él corresponde la fundación de la Escuela de Traductores, la fundación de las atarazanas o el NODO sevillanos.
Pero con los antecedentes penales de fratricida y conquistador, esas dos incorrecciones políticas, ¿es justo preterirlo frente a Fernando III, que fue el reinventor de la ciudad y al que han privado de su 30 de mayo y de quien el Ayuntamiento -Espadas en mano- se ha negado a difundir su histórico legado y santidad, esa incorrección?
¿No sería lo correcto festejar a los dos?
Fernando III tiene derecho a decir ME TOO.

Entre otras cosas porque es el único gobernante de España que ochocientos años después de su reinado permanece incorrupto. Ni un papel de Bárcenas han podido sacarle de la capa de armiño.


Alfonso X, el Sabio, miniatura medieval "Libro del Axedrez, Juegos y Tablas"


Postrimerías de Fernando III el Santo por Virgilio Mattoni

jueves, 22 de julio de 2021

Mucha mucha policía


Yo me supongo que el trabajo de policía veraniego, haciendo la ronda del Covid, debe de ser algo exasperante, y que los agentes estarán tan hasta la coronilla como los servicios pandémicos de los hospitales.

Pero me parece que esto no justifica la forma de acercarse a la gente, algunos de ellos turistas, que pude "disfrutar" hace dos noches en Cáceres.

De forma taimada se aproximaban con el coche si veían a alguien sin mascarilla, acompañando a menos de un metro a otra persona, a preguntar si eran o no convivientes.
Tanto miedo había que algunos se casaron allí mismo, yo vi al menos dos heterosexualidades suspendidas lo que duró el rapapolvo para escapar dignamente de la Autoridad.
No hay derecho a esto, personas que están más cerca sentadas en una terraza pueden verse las caras, personas que pasean al aire libre, no.
Salvo que sean convivientes, ¿y no pueden empezar a serlo desde la hora del interrogatorio, como los del matrimonio exprés?
De esta pantomima lo que me heló la sangre fue la retórica policial tan parecida al CIRCULEN, CIRCULEN franquista.
Y lo que tenía -esto era aún peor- de policía moral, ¿quiénes son ellos para preguntar a dos varones que caminan a la par, a dos mujeres, si son convivientes o no?
El tic, el tik-tok de la autoridad, se ha quedado y es muy útil para controlar lo que nos moleste de la realidad.

Demasiado útil.
Por otro lado ayer la Policía interrumpió a porrazos sobre el portón, una obra de Teatro en la Casa de Fabiola porque había un vehículo presuntamente mal aparcado. ¿Ignora la policía en qué espacios se desarrollan actividades organizadas por el propio Ayuntamiento?

¿Se imaginan a la Policía entrando en el Prado y preguntando a los señores que contemplan las Meninas, "el Citroën amarillo de la puerta es suyo"?

¿Ya no hay obligación para ellos de guardar la urbanidad?
¿Dónde la norma, primera, de saludar -como hace todavía la Guardia Civil- al honrado ciudadano al que sirve y, tras escucharle, exponerle la ley con calma y mesura, a fin de que no la vuelva a transgredir?
No daba crédito, y que conste que no tengo la piel fina, como sabéis soy partidario del orden. Paseaba uno por Cáceres a la 1.30 AM y parece que esto le molestara a la Policía, por el simple hecho de hacerlo, verás tú que felicidad ahora que vuelven los absurdos toques de queda.
Como si las calores de julio no fueran suficiente confinamiento, como si de 2 a 7 de la mañana no se hubieran pasado los jóvenes todo el bicho que a su edad se tienen que pasar.

miércoles, 21 de julio de 2021

En el Decathlon

El otro día entré por primera vez en mi vida en un DECATHLON -creo que una vez estuve en un DÉCIMAS y me acabó dando fiebre, pero ya lo había olvidado y hay traumas que no es necesario repetir-. La verdad es que no me lo esperaba así, aunque lo cierto es que no me lo esperaba de ninguna manera, -estas cosas a un jugador de ajedrez no se le hacen- pero la vida es imprevisible y quién sabe nunca lo que nos aguarda. Si yo, negacionista del deporte y en pleno uso de mis facultades mentales he entrado en un DECATHLON, ¿quién podría asegurar que en un futuro un mentiroso compulsivo no llegue a Presidente del Gobierno o que algún día los niñes tengan que estudiar en el cole el lenguage inclusivo, inclusive? Se han visto cosas más extrañas. 

En fin, hay trámites a los que un padre de familia no puede negarse y mi hija mayor necesitaba una mochila y una linterna para irse de campamento, y una linterna es algo muy serio. Con una linterna buscaba Diógenes en el aerópago de Atenas a alguien digno de llamarse hombre. ¿Y quién que no haya sido padre en estas décadas pandémicas podrá ignorar la enorme seriedad de aquel grito rosa de Dora la Exploradora: “¡mochila, mochila!” ?

Diógenes y Dora la Explorada, esas áureas referencias. 

La verdad es que no sabía que hubiera tantos deportes. Da fatiga solo de pensarlo. Nada más entrar me dio un vahído y me hubieron de reanimar mis hijas con unas sales de Aquarius o alguno de esos otros brebajes isotónicos que yo tengo por bálsamos de fierabrás; que esa es otra, ni una miserable botella de Manzanilla, (o Fino, ya puestos a bajar el nivel), se encuentra allí, ni unas olivitas o almendritas saladas... esto ¿dónde se ha visto? Ni que fuera la cafetería del AVE en la pandemia. ¿Nos hemos vuelto locos o qué? 

Creo que solo de la impresión debí de perder cuatro o cinco kilos en cuanto me vi de lleno en el imperio de esos horribles círculos del infierno que son los aros olímpicos. Aunque más que los círculos me aterraron los lineales dedicadas a una infinita sucesión de prácticas deportivas: del kamasutra a la caza con reclamo, por ir de menos a más emoción, si acaso no son lo mismo. “Espero que no sea obligatorio jugar o ponerme un chándal”, me decía mientras me soplaban y abanicaban con una raqueta de tenis. 

A mí me recordaba un poco al Ikea, un Ikea que hubiera cambiado el maderamen de pino por la licra y el neopreno, con la diferencia de que en el Ikea el deporte no lo haces hasta que llegas a la salida y tienes que cargar con la compra como una mula. Aquí te dejan un poco más a tu aire. Estilo libre, que decían en la sección de natación. 

Yo comprendo que a un lector del AS o del MARCA, un abonado a Estudio Estadio, se ha de sentir allí como en el Paraíso, incluso ha de correr el riesgo de sufrir un Síndrome de Stendhal deportivo, pero a mí lo que me dio fue un parraque olímpico. 

Decidí tirar de repertorio, cuando no de oficio, y me hice a la idea de que estaba en un museo antropológico o de la la tortura. Hay, de hecho, una sección dedicada a la maquinaria gimnástica que ríete tú de la Inquisición Española. Uno de los artilugios daba espanto verlo, si me ponen ahí canto lo que haga falta, hasta la Traviata en verso. 

Sentí una gran tristeza en el pasillo de las artes marciales, me recordó a aquella lamentable época de mi vida, sobre los doce años, cuando perdía el tiempo haciendo llaves de judo en lugar de leer a Kierkegaard. Creo que llegué a ser cinturón amarillo-naranja después de echar más años de los que se tarda en acabar teleco y todo para que ahora las llaves estén el fondo del mar, matarile. Me llamó la atención que no quedasen cinturones negros, se ve que todo el mundo que se compra el kimono se hace la ilusión de que el hábito hace al monje… budista. 

En la parte de boxeo, siempre tan literaria, Aldecoa y Hemingway mediante, los sacos se daban un cierto aire a mis jefes, no los de ahora, claro, sino los de antes... Así que como don Quijote con los odres de vino aquí me despaché dando ganchos a diestro y siniestro hasta que me redujeron las niñas. 

Hay una sección -DEPREDADORES, la llaman- dedicada a la caza y la pesca, pero no hay, sin embargo, una sección de tauromaquia (como tampoco pude encontrar un tablero de ajedrez o un sidecar) y a mí me parece una injusticia muy grande. De suerte que te puedes comprar un cebo con un garfio o la funda de un fusible de mira telescópica, pero no un capote de paseo o un estuche para el estoque de descabellar. Esto no es serio, o vamos todos a una o no puede ser que para unos sí y para otros no la sociedad protectora de animales levante la mano reivindicativa. 

Tampoco sabía que existían tantos tipo de balones -aparecieron puestos ahí, como libros en una estantería- ni de tantos colores, como en un planetario, menos mal que no me corresponde a mí ir a rematarlos a puerta porque ni en un milenio terminaríamos. Esta sección, como la de las zapatillas de deporte o la de los pantalones de malla y trajes de neopreno, se da un aire al Palacio del Jamón, solo que en lugar de colgar del techo las paletillas con chorreras, lo que cuelgan aquí son unas constelaciones de pelotas. 

No me fijé en si te vendían un frontón, pero podría ser, aunque en la sección de hípica, por ejemplo eché en falta que vendieran el caballo. Parece que no puede ser por la cuestión antidopaje, pero debe de ser muy triste salir tan bien pertrechado para las carreras de Ascott -fusta de las sombras de Gray y pamela incluida-, sin más equinos que los caballos de vapor del coche.

Podría seguir así hasta el infinito y más allá, porque el DECATHLON, por lo que he visto, que no ha sido poco, -aunque me hubiera gustado que fuera aún menos- es más exhaustivo que las olimpiadas del Japón, que están ahí a la vuelta de la esquina con su ideal clásico, más rápido, más alto y más fuerte, (pero cuanto mejor que todo sea más suave y despacito) y su espíritu naif, como ese consejo de que “lo importante es participar”, que parece dicho pensando más en los accionistas que en los atletas. 

Atletas que por cierto disputaban sus pruebas desnudos porque, parece ser -aunque los historiadores no lo dan por seguro- que, a pesar del origen helénico del nombre, en la antigua Grecia no había DECATHLON donde vestirse para sudar.





IMÁGENES: Decathlon de Camas, julio 2021






viernes, 16 de julio de 2021

47


Muchísimas gracias a todos, en la medida de mis posibilidades he intentado agradeceros uno por uno el detalle de que os hayáis acordado de mí, pero son tantos los frentes "sociales" de las redes que no querría olvidarme de nadie.
Solo en mi muro de FB habéis 145 los amigos que os habéis molestado en dejarme un cariñoso graffiti.
La vida es un don.
Un milagro.
¿Y qué poco mérito hemos hecho para merecerla si pensamos que hemos estado en la tierra 22 años más que Keats, 16 años más que Schubert, 12 años más que Mozart, 14 más que Bécquer o 9 más que Lorca?
Es cierto que la vida es un tiovivo y cada año una vuelta al sol, que está en el centro. Da igual que hayamos dado solo una decena o cuarenta y siete vueltas, el niño -que es el padre del hombre- siempre llora cuando lo bajan.
La vida es puro y eterno presente así tengas 47 o 147 años.
Nadie quiere bajarse, aunque a veces el viaje da miedo, aunque algunos se arrojen en marcha -o los arrojen-, ¿quién reparte las suertes del pegaso que nos toca?
El mundo yira, no deja de yirar nunca con uno.
Y si un día llega el último viaje, seguiremos girando en la gran rueda cósmica "alrededor del Amor que mueve el Sol y las otras estrellas".



martes, 13 de julio de 2021

La gran familia


Dicen que quieren acabar con el HETEROPATRIARCADO palabra que, como es larga y de origen griego y latino en seguida compra la gente, pero con lo que quieren acabar es con la FAMILIA.

Aquí alguien apuntaría, la "familia tradicional", pero es una precisión innecesaria, no existe tal concepto, la familia, lo que todo entendemos por familia como entendemos qué es el agua o el cielo, ha adoptado siempre un millar de formas y organizaciones -desde las mafiosas a las monacales- y básicamente se ha basado en un solo principio "aquí se te quiere irracionalmente, se te perdona, se te celebra, se te aguanta..." quiero decir, "se te ama".
Porque la impugnación es, como siempre, contra el Amor.
Sí, con mayúsculas, claro.

lunes, 12 de julio de 2021

Juventud divino tesoro


Después de haber heredado de sus padres el hedonismo y la amoralidad o de haber cursado planes estatales de educación que han obviado la mínima cultura, la excelencia o la responsabilidad, se pretende ahora que "la juventud" se ajuste a normas cívicas.

Atadme esa mosca por el rabo.

Más preocupante que la difusión inocua de la covidia entre los menores de treinta años son las brutales ingestas de alcohol y otros estupefacientes que a todos parecen bien, antes y después de la pandemia.

Esto por no hablar de las tristes y diarias "consecuencias" que las orgiásticas farras dejan cada noche en las farmacias after.

Claro, por criticar esto parece uno un moralista (¡ojalá lo fuera uno!), por criticar que no cumplan las normas -que es lo que ha hecho siempre la juventud- es un progresista de ley.

A mí que me registren, si habéis criado a los hijos como a cuervos, cuidad de vuestros ojos.

Juventud, divino tesoro... de votantes.

En la imagen JUAN-MAN MORENO tras sus riñas a la juventud.

viernes, 9 de julio de 2021

Gran parada


Me empiezan a llegar los obsequios de las diferentes delegaciones y embajadas de FACEBOOK por mi cumpleaños que será celebrado con todo boato, con permiso de la autoridad y si el tiempo no lo impide el próximo 15 de julio.

Esta tarde, en compañía del alcalde iremos a ver el estado de los elefantes y jirafas que participarán este año en la clásica parada por mi natalicio.
Se ha anunciado también, toda una semana de cañas y toros.
El galeón del Guadalquivir, la Torre del Oro y la Giralda ya han sido orlados con guirnaldas y gallardetes, y en breve se instalarán los castillos de fuegos artificiales.
Pasacalles, fanfarrias, gigantes y cabezudos, bandas de música y mercados de artesanía anunciarán durante la semana de vísperas el programa diario de actividades.
Repicarán todas las tardes tocando a arrebato las campanas de la Catedral y serán convenientemente anunciados en el Estadio Olímpico de la Cartuja los JUEGOS DEL HAMBRE.
¡¡Que empiece la fiesta, estáis TODES invitados!!


IMAGEN: Tercera Edición de las poesías de Bécquer, 1881.




jueves, 1 de julio de 2021

El ruido y la furia

Leo (no releo), con asombro, con perplejidad EL RUIDO Y LA FURIA.

Es, sin duda, uno de los textos más difíciles a los que me he asomado, de una complejidad arquitectónica y discursiva de máximo grado.

Y, sin embargo, ¿qué misterio, qué mecanismo, qué pura literatura hace que la aridez se desvanezca y sobre la belleza de la escritura y la épica de la fabulación avance uno en su lectura hipnótica y fascinante?

Hoy sería imposible que triunfara una novela así y de alguna forma en la segunda mitad del siglo XX la novela se desprestigió por los muchos y malos remedadores de este estilo único.

Estoy terminando la segunda sección.

Qué potencia, qué impacto.

No comprende uno nada y lo comprende todo porque en la historia resuena la profunda voz de los profetas bíblicos, el ruido y la furia de Shakespeare.



martes, 29 de junio de 2021

Informe COVID-DELTA-22

Durante el mes y medio del primero de los confinamientos llevé un diario que abarcó 59 días, la fase más dura del aislamiento y la prueba más dura de todas cuantas había enfrentado mi generación. 

Duró poco entonces el optimismo porque, en seguida, una segunda, tercera y hasta una cuarta ola se cernieron sobre nuestras esperanzas. No estábamos peor, podíamos salir a la calle -con restricciones horarias y castrenses toques de queda-, pero tampoco estábamos mejor.

La llegada de las primeras vacunas y, sobre todo, la verificación de su efectividad, empezaron a cambiar los ánimos de todos avanzada la primavera del 2021. El verano, pero no lo sabíamos entonces, fue el último de los que nunca más volveremos a llamar normales. 

Acaso el jubilo de las primeras semanas sin mascarillas nos impidió estar alerta a otras señales, acaso la debilidad moral de nuestros corazones evitó que prestáramos atención o resistencia a ciertos movimientos globales que contenían, y nunca mejor dicho, el germen de nuestra destrucción.

El caso es que en julio de 2021 estábamos lejos aún de suponer las enormes tragedias que habríamos de arrostrar aún.

Mirando hacia atrás, y aunque todo empezara en 2020, 2019 para ser exactos, ¿qué no daríamos ahora por volver ahora a aquellos confinamientos que, frente a nuestras desgracias presentes, resultan cándidos y adorables?

Nadie duda de que muriera gente entonces, pero las cifras resultan ridículas en comparación con todo lo sucedido después...

Por increíble que parezca es posible que se desvanezca todo testimonio de lo sucedido, es por esto que tomo nuevamente la pluma (así decían nuestros clásicos, ¿pero dónde están ahora sus libros?) para hacer el relato de los hechos acaecidos después de la pandemia.

Seré sintético, escasea la energía y no disponemos de suficiente fluido eléctrico en el refugio anti bombardeo donde apenas convivimos los diez miembros de la resistencia, aunque pronto seremos nueve (Charlie agoniza en el cuarto de las emisoras).

Empiezo:

1. En el otoño de 2021 fue interceptada una nueva variación del virus conocido como COVID19. La mutación -inicialmente llamada DELTA- no era  exactamente una cepa más, como las que se habían venido identificando con denominación de origen (india, brasileña, sudafricana). Las autoridades sanitarias, muy alarmadas, señalaron que se trataba de una recombinación nueva e inaudita, de una potencia de contagio y letalidad superior al ébola.

2. Durante dos días de octubre contemplamos atónitos las imágenes de Rusia, donde los cadáveres se apilaban entre la nieve. Los síntomas del COVID21, como así fue bautizada la nueva enfermedad, sumaban, a los del COVID 19, los de la Peste Negra, la Viruela y la Escarlatina. Actuaba en apenas 24h y afectaba tanto a ancianos como a niños. Las maternidades de toda Europa fueron arrasadas en apenas una semana. 

3. Las imágenes zombies de Moscú pronto se replicaron en todas las grandes capitales del mundo. Los científicos apenas pudieron alertar de una evidencia que a todas luces se consideró catastrófica: era imposible desarrollar un antídoto contra el COVID21, pues la especialización genética de su mutación la había hecho activa precisamente en los cuerpos de los vacunados contra la COVID19, que era toda la humanidad, salvo las regiones vírgenes de África y Brasil y algunos atolones del Pacífico. 

4. Cuando, a la tercera semana, se desencadenó la Segunda Guerra Civil de China, el caos era planetario. Los Estados Unidos, prácticamente sin ejército, apenas podían contener la frontera de Méjico donde los moribundos trepaban por los cadáveres.

5. Al cabo de un mes se hizo el silencio, el silencio de los alaridos, pero también el silencio electrónico. La pandemia se batía en retirada, pero la tierra estaba desolada. Quien no había muerto por la infección, algunos adolescentes sin vacunar, morían de hambre o en luchas por abalanzarse por un trozo de comida.

6. La posibilidad de recomponer una humanidad fundada en la razón estaba descartada: inmunes al virus por la ausencia de vacunas solo los negacionistas exaltados habían resistido el embate de la naturaleza. ELLOS NO SE VACUNARON. Conspiranoicos y sectarios eran los amos del mundo. Frente a ellos quedábamos, de una parte los grupos marginales (mendigos sobre todo) y quienes por olvido no completamos la pauta de inmunización sin por ello ser contrarios al remedio. Entre ellos, un importante grupo de jóvenes, la mayoría españoles, y que hubieron permanecidos confinados en el macrobrote de Baleares, del que nunca se dijo toda la verdad. Ellos, y también una importante legión de inmunizados con la vacuna española que se activó en diciembre de 2021 y que al parecer no funcionaba como debía de funcionar y que fue desechada por la comunidad internacional en base a la leyenda negra. No obstante. la mayoría de los que recibieron la VACUNA ESPAÑOLA eran sobre todo taurinos o afines al partido eXaltado, que se sumaron a los insurgentes. En nuestro grupo hay, sin embargo, dos maestros del toreo que infunden al grupo el valor requerido en esta hora triste.

7. Las fuerzas negacionistas patrullan ahora los restos de la civilización, quemando bibliotecas y arrasando todas las huellas de tecnología, considerada perniciosa. Armas de fuego, combustibles fósiles y carros de combate es todo lo que se permite. No gobierna ninguna ley que no sea la del más fuerte.

Acabamos de sufrir un corte de luz y hemos sentido una fuerte explosión que ha hundido una de las galerías, no sé si podre seguir mucho más. Sí querría dejar constancia para la posteridad del nombre del inicuo general que día y noche persigue nuestra destrucción para que los lectores de aquel "Diario de la peste de 2020", que dejo anexado a este memorial, extraigan sus propias consecuencias. Nadie hubiera imaginado que Fernando Simón liderara como caudillo [se corta]

IMAGEN: El Bosco.




martes, 22 de junio de 2021

PSOE indultat

Bajo el camuflaje de la magnanimidad y la paz social el Gobierno va a traicionar a aquellos españoles a quienes solo el Estado de Derecho redimía de la humillación de ver las instituciones catalanas usurpadas por los vicarios de prófugos y convictos.

Las extorsionadas razones que motivan el indulto son de sobra conocidas. El abundamiento -más cínico que demagógico-, en la justificación de "la mordida" por el bien nacional, no es más que otro bidón de gasolina arrojado a este incendio constante en que se ha convertido la vida pública española.

¿A quién de lo que quede del PSOE se podrá presentar el memorial histórico de agravios cuando -no precisamente en beneficio de todos- vuelva a reír la primavera helada en la Moncloa?

No hay mejor abono para la maldad que la cobardía, sobre la cobardía crece la lepra hasta la gangrena y hoy el PSOE es un cuerpo gangrenado, cómplice del cinismo y la amoralidad de su máximo dirigente.

No cabe, sin embargo, esperar otra cosa del sistema de partidos en España, esas estructuras  de poder, esos tentáculos del Leviatán del Estado, donde el pensamiento crítico es criminalizado, desoída la razón y la verdad no más que una variable fluctuante en función de la intención de voto.

Aún así, creía uno en su ingenuidad que había límites que la propia dignidad de un militante -¿por qué no se están dando masivamente de baja en el PSOE, no ya del carné sino de cargos e instituciones?- no podría consentir sin sentirse envilecido o cómplice.

Como, contra toda evidencia, se ha de afirmar la buena fe de la naturaleza humana, habremos de suponer que lo único que aún mantiene la "inquebrantable" adhesión al partido de sus militantes -y esto vale para todos los partidos- es el convencimiento personal de la "bondad" de sus ideas.

Pero cuando la fisura entre la ideología y la expresión práctica de esa ideología se convierte en una brecha sin sutura, ¿dónde  queda esta presunta bondad ideológica?

"Vivir para ver esto", que decía Luis Cernuda al meditar sobre España y sus gusanos.


Ninot indultat 2019




domingo, 20 de junio de 2021

La española, la de Torres

Debo a mi muy querido amigo Fede Calderon, el visionado en FILMIN de este documental imprescindible para quien ame la música.

LA ESPAÑOLA. LA DE TORRES.
Es de estas películas que te abren un mundo nuevo.
No tenía noticias yo de Torres Jurado -acaso pariente mío y por lo que veo el más destacado de la estirpe- lutier maravilloso de guitarras que aún son tocadas en concierto y que fijó absolutamente el modelo de la guitarra española como la conocemos.
El Stradivarius del instrumento nacional.
Contemporáneo de Bécquer fue el creador del "sonido Torres" que da esa profundidad y brillantez a la guitarra tan característica en manos de maestros como Andres Segovia.
Fascinante es su vida de Sevilla a Almería, por humilde entre otras cosas, y por la influencia a través de Arcas y Tárrega tanto en el desarrollo del toque flamenco como en el de la música clásica para guitara.
Debería ser más conocido Torres Jurado, ya hay un museo en Almería, en el documental contemplamos asombrados ¡¡como los niños del Japón lo estudian en las escuelas!!
Si las guitarras españolas son como son, de la caja al clavijero, es por Torres Jurado, que creo el arquetipo.
IMAGEN: La Española, la de Torres.
IMAGEN 2: Guitarra de Torres Jurado. LA INVENCIBLE, tocada por Llobet. Hace no mucho se subastó por un precio de salida de 100.000€uros.








viernes, 18 de junio de 2021

Marcelino

Es tan portentoso el genio de Menéndez Pelayo, Google antes de Google, que en cualquier país sería objeto de admiración y estudio constante, siquiera como un inigualado monstruo de la naturaleza.

Ahora sólo se recuerda su catolicismo, que quieren llamar reacción, pero no que el Congreso y el Senado cambiaron, sólo para él, la ley que le permitiera acceder a oposiciones a cátedra con ¡21 años!
Que dominara y tradujera de ocho idiomas o que en 56 años de vida escribiera unas obras completas de 67 tomos.
Siempre he sostenido que el Borges de las elucubraciones inquisitoriales y teológicas procede, vía Unamuno, de la "Historia de los heterodoxos españoles" y ese estudio de estilo aún está por hacer.
Es admirable también como combatió el Krausismo que luego fue pensamiento único y que fue mejor en sus personajes, Fraud, Giner que en sus teóricos, Salmerón, Sanz del Río.
Salmerón, de innoble recuerdo por más que quieran salvarlo los apologetas, si los hay, de la Primera República, suspendió, por suspenderlo a él, a todo el curso de Metafísica, pero don Marcelino trasladó ese mismo verano, echándole redaños, la matrícula a Valladolid y examinose en septiembre resultando a la postre Premio Extraordinario de Humanidades con 20 años, doctor con 21 y catedrático.
He rescatado del olvido estos seis tomos de la Historia de las Ideas Estéticas en España, edición de 1940, y es ahora esta biblioteca más buena y más noble.
Y pensar en aquella infeliz y malvada directora que quiso derribar, BLACK LIVES MATTER, avant la lettre, la estatua de Don Marcelino en la Biblioteca Nacional...



martes, 15 de junio de 2021

Eva al desnudo

Hay películas -como libros- que no has visto ni leído.

Y que deberías haber.
Hay quienes "se rasgan las vestiduras" cuando detectan en otros una falta "cultureta"
(Pero, claro, luego habría que ver si superarían un examen de la cosa faltante)
El caso es que ahí donde otros cuando leen por primera vez, dicen re-leer, re-ver) yo prefiero decir la verdad: leer, porque yo para releer -salvo la poesía y el cuento, y ya estoy faltando a la verdad- tiempo no he tenido.
Quiero decir que en general quien te dice que se ha releído GUERRA Y PAZ, miente.
En general, Kutuzov.
Bueno viene todo esto a cuenta de una OBRA MAESTRA que ayer vi por primera vez.
¡Y qué maravilloso es encontrar algo tan puro, tan perfecto, tan pleno de viva genialidad a cierta altura de la vida!
ALL ABOUT EVE == EVA AL DESNUDO
¡¡Imprescindible!!
Ahora me puedo ya rasgar yo las vestiduras ante cualquier Almodóvar (todo sobre mi madre) con jersey de pico y pelotillas hípsters.



viernes, 11 de junio de 2021

Falsa Modestia

Esta gente que te dice sentirse solo un grano de arena en la inmensa playa del mundo mientras el brillo de sus ojos delata que el grano en el que piensan tiene, como poco, el tamaño de Júpiter.

Y es que en cuestiones de soberbia el único que no ha mentido aquí es aquel viejo amigo mío que en un funeral cuando alguien dijo:

-No somos, nada.
Sentenció:
-Eso lo será usted, señora, que yo soy Ingeniero de Caminos Canales y Puertos.
Y luego, incontinente, caló el chapeo, requirió la espada miró al soslayo, fuese y no hubo nada.





domingo, 6 de junio de 2021

La verbena de los cerezos

 [Un Chéjov andaluz]


Cargarse a Chéjov, como a Shakespeare, es casi imposible, el texto se sobrepone a todo. No obstante hoy en el Lope de Vega han estado a punto, si no lo han hecho.
No ha sido una cuestión actoral -todos los intérpretes eran estupendos- sino de dramaturgia o dirección escénica.
Es legítimo, claro -aunque a mí no me guste- mutilar el cincuenta por ciento de la obra, e incluso cubrir ese hueco con una pequeña banda de jazz que haga las veces de verbena popular o café cantante. Esto es, convertir la obra en casi un musical.
Pero lo que no es legítimo es hacerlo mal, incorporando más canciones de las necesarias, canciones que tienen más de broma generacional que de sentido teatral, cantar mal o no guardar la armonía escénica de forma que al final aquello parezca más un botellón que una fiesta andaluza.
Puestos a andalucizar yo hubiera preferido que cambiaran los cerezos por olivos centenarios, aún así, gracias a que no han podado esas ramas hemos podido escuchar aquel bello parlamento de que ver los cerezos blancos en flor es como volver a ser joven.
Yo creo que la cosa tiene remedio, aunque por lo que veo la obra ya lleva más de un año -pandémico- rulando: me parece a mí que habría que quitar cinco canciones, añadir un poco más de Chéjov y dejar la verbena para los momentos más emotivos.
Yo amo mucho esta obra, mi preferida quizá de Chéjov y aun del teatro clásico, y no me he enfadado demasiado, prueba de que la cosa es salvable.
No se salvará porque el público, no éramos ni cien, -hay más distancia social en el Lope de Vega que en la casa de uno confinado,- debía de ser colega de los intérpretes, a unos diez por actor, calculo.
Es una pena, esos aplausos, ese "fuego amigo", hace mucho daño al arte en todas sus manifestaciones, sin crítica no hay, no puede haber belleza.
Todos nos equivocamos y es preciso que alguien nos lo recuerde.
Con la esperanza de una versión revisada de esta estimable puesta en escena -si no, no me habría molestado en señalar sus errores- os dejo con este poema que apareció en UNA COPA DE HAENDEL.
CHEJOVIANA
He leído esta noche
otra vez El jardín de los cerezos,
en el aire, tres rosas amarillas,
el cuarto de los niños donde fuimos felices,
la blanca guindalera de los sueños.
Sentados a la mesa
el teatro del tiempo nos convoca,
los mujiks se descubren, ocupan su lugar,
Ania cubre su cuello
con un velo de blondas holandesas.
Un lento balneario, un perrito faldero.
Cuando arde el samovar de la memoria
y la nieve desciende, copo o pétalo,
huiremos por el bosque de abedules
al lago donde muere la gaviota.
Mientras llega la noche con su reloj de estrellas
y su cesta de frutas escarchadas
hablaremos despacio de las cosas sencillas,
en voz baja, sentados a la mesa.
Afuera están serrando los cerezos,
pero son nuestras vidas las que sierran.
Poner punto final en cualquier punto.
En el aire, tres rosas amarillas.
JMJ - Una copa de Haendel. 2013



 
/* Use this with templates/template-twocol.html */